viernes 09, diciembre 2016 | Actualizado 08:39 (hace )
Regreso

Mirtha comenzó con sus almuerzos: "Pensé que no volvía, pero aquí estoy"

04/08/2013 13:08 hs
La diva volvió a la pantalla chica con su tradicional ciclo y leyó una carta que le envió el papa Francisco.

Luego de dos años y medio, Mirtha Legrand regresó con sus prestigiosos almuerzos en la pantalla de América. Liderando su franja con picos en ascenso -superando los 7- la diva agradeció las flores y le tiró "un palito" a Adrián Suar cuando vio su tarjeta que decía "Tenías que volver"; ella le dijo "Me hubieras contratado".


Desde hoy, y cada domingo, desde las 13.00, la "Chiqui" almorzará, como lo hizo durante más de cuarenta años, con las figuras más relevantes del mundo del espectáculo, el deporte y la política.

 

"Ella vuelve. Pensé que no volvía, pero aquí estoy, para hacer mi almuerzo semanal, siempre en domingo", dijo la diva con una sonrisa de oreja a oreja al abrir su programa.

 

Luego continuó: "Siempre digo lo mismo, pero anoche no dormí. Tengo una mezcla de sentimientos".

 

Más tarde, como de costumbre, presentó detalladamente toda su ropa. Esta vez, lucía un elegante traje de su color preferido, rosa.

 

Agradeció a la gente del canal y a la productora Endemol, aclarando: "No soy de América, soy de Endemol" y le mandó un beso a la gente que incondicionalmente la sigue: su nieta Juanita, Marcela su hija, sus hermanos y a Nacho Viale "el mentor de esto".

 

Para invitados, la "Chiqui" quiso a Cristina, quien no le devolvió el llamado y al Papa, que le respondió: "Le agradezco su correo. Será un gusto saludarla cuando pase por Roma. Sobre su invitación, lo veo imposible porque no suelo hacerlo, espero me disculpe y no lo tome a mal. Rece por mí. Que Jesús la bendiga y que al virgen santa la cuide".


      Mirtha volvió y leyó la carta que le envió Francisco

La diva se acordó de su amigo, el actor Antonio Gasalla, a quien también le envió  un afectuoso saludo.

Luego recibió a sus invitados: Florencia Peña, Santiago del Moro, Juan José Campanella y Enrique Pinti.
TAGS
mirtha legrand,