jueves 08, diciembre 2016 | Actualizado 05:12 (hace )
Fenómeno

Abel Pintos no para de crecer y se confiesa: "No le doy bola a las etiquetas"

20/10/2013 19:37 hs
Es el cantante popular del momento y se gana todos los premios; por primera vez habla de su vida.
Vendió medio millón de discos con sus primeros ocho trabajos y hace pocas semanas Abel Pintos lanzó su noveno álbum, que lleva su nombre y que en apenas 48 horas se convirtió en doble disco de platino en la Argentina. El fenómeno popular de su música no para de crecer, pese a que tiene solo 29 años y se consolida como el cantante de mayor crecimiento exponencial en los últimos tiempos.

"Es quien más ha crecido masivamente a fuerza de recorrer toda ciudad y todo pueblito que lo esperen; la historia de un niño cantor que llegó a llenar teatros y pronto, a España" lo presenta en su edición de hoy el suplemento Espectáculos del diario Clarín.

Abel Pintos dice que "Yo no canto para ganar un Grammy" pero viene de ganarse el Gardel de Oro por "Sueño dorado", su anterior trabajo, junto a Mejor Album, Artista masculino Pop y Canción del año. Cuando empezó su carrera le dio un demo en un casette TDK a Raúl Lavie, quien le mostró el material a un productor que lo contrató para la Sony. Luego al llegar a Buenos Aires le presentaron a León Gieco, productor de su primer disco. 

"No le doy bola a las etiquetas", dice, y asegura que está solo y que no sale con María Carámbula: "En algún momento terminaré de procesar algunas cosas y si me parece hablaré de mi intimidad. En el amor tengo mucho que aprender todavía" confiesa a medio decir, dejando el misterio sobre su vida privada que hoy prefiere no mostrar.

Lo espera una gira por España, donde su disco "Abel" fue lanzado, y también la presentación del material en Buenos Aires. "No me iría del país para que mi música lograra entrar a algunos lados. Yo no canto para ganar un Grammy Latino. Tengo mis costados oscuros, la oscuridad es parte de todos y la luz se ve en la oscuridad. Ni el egoísmo ni la vanidad son cosas en las que me gusta apoyarme pero tampoco soy perfecto", afirma.

      Embed


TAGS
abel pintos,