domingo 11, diciembre 2016 | Actualizado 11:03 (hace )
Balance 2013

"Farsantes": Facundo Arana detalló cómo creó a Beto, el personaje que no fue

31/12/2013 16:31 hs
El actor contó sus sensaciones y experiencias al encarnar a Beto Marini, su personaje en la ficción, aunque no pudo tener un final merecido.
Facundo Arana cierra el 2013 con una sensación rara ya que Beto Marini, su personaje en "Farsantes" no pudo terminar su historia en la ficción de El Trece. El propio actor decidió abandonar antes de tiempo "por cuestiones personales" y es por eso que no tendrá un final feliz con Gabriela, el personaje de Griselda Siciliani.

En un balance de este año, el actor detalló cómo creó y llegó a ser Beto Marini, el personaje para el cual fue seleccionado por la producción de Pol-ka y escrito por los guionistas de la ficción que supo ser un éxito en la televisión argentina.


"Armar a Beto fue tremendamente sencillo. La propuesta del productor Suar fue clara desde el minuto uno. Beto es básico. Tuvo una infancia muy mala en San Martín. De familia clase Media. Madre ausente, padre golpeador. Solitario. Aprendió a los golpes. Ganó la calle temprano, pasó por muchos reformatorios y se instaló en alguna pieza que consiguió pagar con changas en la villa donde conoce a Pao. No es de uno ni de otro mundo. Como le dirá su amigo Carita, corto para uno, largo para otro.
 Pero va a ser fiel a sus convicciones. A muerte. Cae preso y es sacado de oficio por Graziani. Siente que le debe todo. Es su perro guardián.


Ahora había que armarlo. Recordé una escena de una peli en la que Vin Diesel le dice al otro que en 500 peleas se convirtió en un peleador sin miedo. Excepcional." Bueno", pensé. "500 no. Beto tuvo 1500 Peleas".

A los libros (¡muy potentes!) le fui buscando el lenguaje propio. El de Beto.

La mandíbula medio descolocada hacia adelante la saqué de un hombre que conozco que aunque vencido en la vida por tantos golpes, sigue jugando con la mandíbula como si estuviera pensando y acompañándose con ella todo el tiempo. Pareciera estar acompañando pensamientos que nunca dirá.

"Es corta la bocha" ... El Tano, entrenador y preparador físico de Palermo, me contaba siempre de alguien que remataba las cosas que habían sido evidentes con "es corta la bocha". Nunca se explicaba bien el significado, pero cuando se dice se entiende todo. Como decir: "Nada más que hablar sobre el tema. Está clarísimo". Al Tano hace rato que no lo veo, y evocarlo es un modo de extrañarlo menos.

"Ahí va" ... Fernando Grajales, mi amigo Mendocino, usa todo el tiempo esa expresión cuando uno le dijo algo y entonces lo da por entendido. Siempre me pareció muy simpática y me la pegó... y yo se la presté a Beto.

"Todo el Piripipí"... En las charlas por la campaña con Farmacity y Fundaleu todos los Marzo de cada año, El Presidente de la Fundación Víctor Savanti me precede en la charla, y siempre dice que yo ya dije todo el Piripipí. La gente se ríe mucho cada vez. Todos los años. Y ahí fue para Beto.

"Te chumbo" Vino por libro, en uno de los guiones. Me pareció tan genial como descriptiva.. No se quien la inventó, pero Beto la hizo suya inmediatamente. Confieso que la decía mucho maás de lo que venía escrita...

"¿Viste?" Ese fue un regalo póstumo. Precioso. Cerca de mi casa había un chico que no hablaba nada. Uno le decía algo y parecía contestar con la mirada. Al cabo de un rato tiraba.. "Viste?" Nunca le escuché decir otra palabra, pero cuando decía "viste" dejaba claro lo que había querido decir antes.


Murió enfermo. Y yo un día me acordé de su recurso y lo usé:


Busqué que Beto redondeara una idea con "¿Viste?"... A veces se me iba la mano, pero era como aquel. ¡¡Igual que aquel!!

El andar de Beto se lo pedí prestado a un amigo de la infancia.
"Vani". No se qué fue de él, pero era flaaaco y caminaba igualito que Beto. Y bancaba a muerte a sus amigos. Tenía coherencia.

El "Guishe Guishe" me hacía mucha gracia porque el pobre Beto, en su afán de ayudar, podía ponerse pesado. Le busqué ese recurso para interactuar con el público... que en casa se rieran o esperaran que en cualquier momento guille lo reputeara al pobre Beto que quería ser útil.

"¡¿Me´ntendés?!" con la "S" sorda es de uno de mi barrio
, no lo puedo decir, que me habla del tema del día y remata siempre con un "¿me´ntendé?" le faltan unos dientes, y la expresión la usó tanto que tomó vuelo propio... casi podría usarla como el "Viste", pero hubiera sido demasiado.

"¡Bueno bueno, eh..!" Vamos, esa la usamos todos, sobre todo con los chicos..

"No rompas los huevos Pao" Nos dio mucha gracia junto a Pilar Gamboa y la tomamos para repetirla cada vez que fuera posible. Vino por libro...

 "Pegá el salto que yo te atajo", y todas las frases antológicas y descriptivas que hicieron a ese Beto entrañable, son de los autores... Chapeau, porque sin ellas, Beto no sería nada.

En cada una de las propuestas, los autores iban aceptando esos moldes y seguían armando cada vez más sólido a Marini... que se llama como mi profesor de Vuelo. (Marcos Marini). Y tengo 2 "


Betos" en mi vida, a los que les dediqué el Apócope de "Alberto" que me crearon.


Otro día les sigo contando.. Yo al Beto Marini lo armé así. Y de a poco, frente a todos, que me tuvieron muuuucha paciencia. Yo a eso lo valoro, lo agradezco y no me olvido. Gracias por acompañarlo al Bueno de Beto.

Creo que me quedan uno o dos capítulos. Si Beto vuelve o no... falta mucho para el final de Farsantes.


Así Facundo Arana creó a Beto Marini, a quien llevó en la piel durante todo el 2013 pero que abandonó el barco antes de tiempo.

TAGS
facundo arana, farsantes, beto marini,