jueves 08, diciembre 2016 | Actualizado 15:21 (hace )
Conflicto

La guerra de los Pachano: una historia de peleas

11/05/2014 00:25 hs
La familia de artistas no pasa por su mejor momento. Internas, broncas y enojos salpican la armonía que siempre tuvieron. Una carta abierta fue el detonante de esta historia, que tiene a Ana Sans como principal protagonista.
En estos días la familia Pachano fue tema por algo que tiene que ver con su vida personal y no por sus valores artísticos. El viernes una carta pública de Ana Sans hablando de su ex marido, Aníbal Pachano, desató una guerra que estaba latente pero que quedo al descubierto después de la tremenda esquela de la madre de Sofía.

El sábado por la tarde corrió el rumor que Aníbal Pachano había sido internado. Rápidamente algunos se hicieron eco del trascendido y la salud de Pachano se convirtió en tema.

Luego su hija confirmó vía twitter que su papá estaba bien y en su casa descansando. Pero llamó mucho la atención que nadie de la familia quisiera salir antes a desmentir el rumor.

El viernes se dio a conocer una durísima carta de Ana Sans sobre algunos temas relacionados a Aníbal Pachano. Acá algunos párrafos de la feroz esquela: "Nada me une a Aníbal más que a una hija en común". "No piensa ni en su hija solo piensa en su persona".


Preocupada por la salud del coreógrafo aseguró: "Me ofrezco a trabajar por el sueño si él deja de bailar". Igual de todos los temas, el que más sorprende es el de la hija que tienen los dos: "Sólo yo sé lo que sufrió Sofía desde su enfermedad y su exposición. Ahora ya no le dice nada porque es hora que deje de ser la madre de su padre".


Estas líneas desataron la furia de Aníbal, que no sólo se sintió "traicionado" por su ex mujer sino también por su hija, que según su madre, no quiere que su hija siga sufriendo por su padre.


Varias veces "Los Pachano", pasaron por momentos de tensión entre ellos, pero pudieron salir adelante. Esta vez parece que el enfrentamiento es más fuerte y que Ana Sans haya dado a conocer sus opiniones por medio de una carta, fue el detonante para que Aníbal sintiera que empezó una guerra.