sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 02:05 (hace )

Las claves de un culebrón clásico y efectivo

29/05/2014 11:21 hs
La nueva producción de la factoría Estevanez ya se estrenó en Telefe y los números de rating vuelven a darle la razón al veterano productor. En este artículo, un análisas detallado con las claves del suceso, por Adrián Pallares.
Adrián Pallares
Por Adrián Pallares
Codirector
Finalmente llegó el día "D" y se estrenó "Camino al amor", la nueva tira  protagonizada por la pareja "Estevanez - Zampini", que desembarcó en la pantalla de Telefe.

En el primer capítulo pudimos entender todo: un padre (Rodolfo Bebán) con una empresa de fletes y una tristeza que arrastra hace tiempo, su hijo mayor no le dirige la palabra. Además tiene otra hija de un primer matrimonio y otro hijo de una segunda unión (Mariano Martínez) con una amiga de la madre de Estevanez. El nudo es un clásico culebrón, lleno de vueltas y secretos ocultos.

Del otro lado está Malena (Carina Zampini), la novia abandonada de Estevanez, acusada de ayudar a que el padre de familia cometiera adulterio. La heroína es pobre, al contrario de lo que pasaba en "Dulce amor" y vive con su mamá que parece una ama de casa sufrida y sólo dedicada a la plancha (Tina Serrano).

El galán principal es Rocco (Sebastián Estevanez) quien hace vida de playboy y se acaba de casar con una bella y aparentemente angelical mujer, personaje que interpreta Sofía Reca.

En el primer capítulo aparece también Juan Darthes, que tiene una madre que es Betiana Blum que casualmente conoce a Bebán. Todo se desata en una escena en la que queda claro que Darthes es hijo de Bebán y hermano de Martínez y Estevanez. y como si esto fuero poco, también sufre un infarto, frente a su "novia del pasado".

Todo clásico, todo culebrón, pero todo fascinante para el espectador típico de las novelas de Quique Estevanez.

El veterano productor hace como pocos el género de la novela, con títulos como "De Corazón", "Los buscas", "Custodio de este amor" o la reciente "Dulce amor", Estevanez padre es un sabio conocedor de los códigos de la novela clásica. Algunos critican este género tan recargado y a veces casi al borde de los kitsch. Los decorados y las escenas están subrayadas y las situaciones parecen bastante inverosímiles como la de la secuencia de la China Suarez y Josefina Scaglione, escapando de la policia. Una situación por demás increíble por donde se la mire.

Pero eso es el culebrón clásico, eso es lo que el público que sigue las novelas de Estevanez quiere y en "Camino al amor", el autor y productor lo ofrece de la mejor manera.

La pareja central sin dudas es el punto fuerte de esta historia y los fanáticos de la dupla están felices por el regreso.

Lejos de la "perfección" y corrección de las tiras de Pol-ka, "Camino al amor" es un producto honesto, sincero, con gran sentido de lo popular y con algo muy importante a la hora de contar una novela: el "cuento" tiene alma y eso lo convierte en una tira ideal para quien busca una novela clásica, con algo para "sufrir" un rato y también enamorarse. El plato ideal para consumir antes de irse a dormir.
TAGS
camino al amor,