miércoles 07, diciembre 2016 | Actualizado 17:33 (hace )
Honestidad brutal

¿Celosa? La novia del Pocho Lavezzi advierte: "Quiero que me pida casamiento"

03/07/2014 20:05 hs
Yanina Screpante está en pareja hace cuatro años con el futbolista que hoy arrasa en las redes sociales y habló de su relación y las ganas de formar una familia.

La Pochomanía está a la orden del día. Las argentinas no paran de elogiar a Ezequiel "El Pocho" Lavezzi desde que comenzó el Mundial 2014 y hasta crearon un grupo de Facebook exigiendo que juegue los partidos sin camiseta.


"Ellas miran los partidos pero los hombres son los que me putean en la cancha", bromeó el futbolista en declaraciones televisivas sobre el furor que causa con su físico.


Un día después de que el jugador fuera TT en Twitter, se creó el hashtag "la dueña del Pocho" y los hombres se vengaron de las mujeres al destacar la belleza de Yanina Screpante, la modelo que está de novia hace cuatro años con Lavezzi.


"Descubrí sus abdominales antes que todas sus admiradoras", aclaró la mujer marcando territorio para quienes hablan de su novio, aunque asegura no se celosa: "Cuando estábamos en Italia tenía 20 chicas en la puerta de mi casa".

 

En una nota con la revista "Gente" de esta semana contó cómo conoció al jugador y empezaron a vivir su gran historia de amor. Fue por amigos en común y ella tuvo que "googlearlo" porque no lo conocía. "Después me fui de vacaciones a Italia y descubrí a "alguien simpático, cariñoso, entrador, de linda familia y me encantaron sus ojos pardos", confesó.


"Regresé y explotaba el chat del Blackberry. Cada fin de semana largo que aparecía, volaba a verlo. Hasta que me propuso mudarme. Dejé el departamento de soltera en Palermo, viajé y nunca nos separamos", continuó con su relato.


"¿Qué falta para la novia de Lavezzi?", consulta el periodista para rematar la entrevista. Sin dudarlo, Yanina contestó: "Que me pida matrimonio. Aunque ya desea un hijo conmigo, le adelanté que soy a la antigua".

TAGS
pocho lavezzi, yanina screpante, la dueña del pocho,