martes 06, diciembre 2016 | Actualizado 17:23 (hace )
Mónica Guido

El triste presente de la sex symbol de los noventa

27/08/2014 13:09 hs
Ella está muy afectada físicamente por una grave tendinitis y vive de vender ropa en cabarets.
Durante los ochenta y los noventa, Mónica Guido era una de las vedettes más buscadas y dueña de un cuerpo escultural. Hoy su presente está muy lejos de su época dorada. 

Guido ganó popularidad con "Bigada cola" y se consagró como ícono sexual de los `90 luego de trabajar junto a Jorge Porcel y a Guillermo Francella. Su tapa en la revista Plaboy fue de las más vendidas y era indiscutida su figura. 

Su última aparición pública fue en 2005 donde grabó una serie de capítulos en "Casados con hijos" nuevamente con Francella, luego desapareció sin dejar rastro.

A los 54 años, Mónica fue encontrada por los medios y se la ve demacrada, débil y con un presente muy complicado.

      Embed

Según cuenta la revista Pronto, la ex vedette sufre una tendinitis en sus hombros por lo que fue operada sin éxito. "No puedo ni limpiar, ni hacer la cama y manejar", contó y agregó que tuvo que rechazar una propuesta de trabajo porque "tiene las nalgas hechas un colador". 

"Vivo de vender ropa en cabarets, restaurants o donde sea. Vivo con los justo", se sinceró y detalló que debe aplicarle inyecciones a diario para apalear el dolor. Y aunque su médico le aconsejó que pidiera una pensión por invalidez nunca se encargó de gestionarla. "Nunca pedí ayuda a a Asociación Argentina de Actores ni al nada a nivel gubernamental. Vivo austeramente", finalizó.  


TAGS
mónica guido,