viernes 09, diciembre 2016 | Actualizado 08:50 (hace )
Análisis

"ShowMatch", el mejor año del programa más exitoso de la televisión argentina

12/10/2014 01:19 hs
El ciclo que arrancó en la pantalla de El Trece en el año 2006, pasa por su mejor momento artístico y de audiencia en muchos años.
"Showmatch" nació en la pantalla de El Trece en el año 2006. Hijo directo de "Videomatch", el formato que llevó Marcelo Tinelli al canal comandado por Adrián Suar, tenía como novedad un segmento desconocido para el público que se llamaba "Bailando por un sueño".

La historia es ya conocida, el formato creció tanto que se convirtió en un programa en sí mismo. Durante los primeros años pasó por varios cambios, pero siempre con altos niveles de audiencia y también algunas críticas por parte del medio y de la prensa, que se ensañó con el tema de los conflictos y peleas, y pocas veces destacó  el alto nivel de producción del ciclo y a las figuras convocadas.

Luego de un 2013 en el cual el programa no estuvo al aire, "Showmatch" volvió con la estructura de siempre, pero algo distinto pasó de manera sorpresiva. Comenzaron a crecer las historias de vida y los personajes desconocidos se lucieron más que los famosos. Tinelli, con su ojo experto, empezó a sacar de la galera nuevas "figuras" y así surgieron Lizy Tagliani, "el Cuba", su primo Luciano "el Tirri", y la bailarina cubana Rosemary, entre otros.

Los famosos quedaron en segundo plano y el humor, los descubrimientos de Marcelo y las historias de vida se adueñaron del show. Olivia, la hija de Pedro y Paula Chaves, o el perro de Jésica Cirio, concitaron la atención de la audiencia y transformaron al ciclo en un programa blanco y para toda la familia.

Marcelo Tinelli volvió a jugar "al segundo", con su micrófono en mano y con la mirada cómplice a cámara, sabiendo que dirige la orquesta, con actitud "inocente", pero con la absoluta conciencia de cuales son los resortes que debe tocar para que la sinfonía suena perfecta.

Lejos de los conflictos el programa pasa por su mejor momento en años. Sólo el jurado mantiene el esquema de la controversia y la pelea, que a veces es funcional al show, pero que hay días en los que resulta casi fuera de ritmo, chocando y haciendo "ruido", cuando el programa navega por los carriles de la ternura y la  emoción. En esos momentos, el tribunal más mediático de la televisión parece no estar acorde con lo que está pasando en el show y desentona con la magia reinante.

 "Showmatch" es el ciclo más visto de la televisión y casi no sufre las críticas de antaño. Todos destacan a los nuevos descubrimientos de Marcelo y la emoción se apodera noche a noche de la pantalla de El Trece. Nadie se sienta a ver el programa para escuchar gritos o peleas. Nadie quiere otra vez las carreras de tacos o a los hermanos Caniggia.

Hoy parece que el público decidió volver a darle el cetro de rey de la televisión a Marcelo Tinelli, pero esta vez con las armas más puras e inocentes que tiene a su mano: el humor y las historias de vida. Y esa fórmula parece no fallar y cuenta con la aprobación de la audiencia: el jurado más importante de la televisión.
TAGS
marcelo tinelli, showmatch, mejor año,