sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 21:20 (hace )

Viggo Mortensen, fanático de San Lorenzo: "Pongan plata para volver a Boedo"

23/11/2014 18:31 hs
El actor se encuentra en Mar del Plata para presentar "Jauja", la película que protagoniza y produjo, pero se refirió a la situación del club de sus amores.

Si bien es un reconocido actor a quien se lo puede comparar con los más exitosos de Hollywood, Viggo Mortensen se muestra como uno más a la hora de presentarse en público. Tal es así que en el marco de la 29º edición del Festival Internacional de Mar del Plata, que se llevará a cabo del 22 al 30 de noviembre en la ciudad balnearia, el intérprete presentó "Jauja" y no pudo ocultar su pasión por el fútbol como un hincha común.


En este contexto y luego de dejar en claro la felicidad que siente por estar presentando la producción cinematográfica junto al director, Lisandro Alonso; el guionista, Fabián Casas, y otro de los intérpretes, Esteban Bigliardi; Viggo divirtió al público con una divertida historia.


"Anoche (por el sábado) me pasó una cosa rara. A eso de las 3 o 4 de la mañana estaba en el cuarto con Fabián (Casas) y escucho una voz. Entonces le digo: 'Fabián, apagá la tele'. Ahí vuelvo a escuchar: 'Soy el manco, soy el manco'. A lo que respondo: 'Calláte Fabián'. En ese momento entro al cuarto pero veo que estaba dormido y me empiezo a preguntar: '¿quién dice eso?'", comenzó relatando Mortensen.


Y agregó: "Fue entonces que escuchamos un susurro y, yo no creo en estas cosas, pero resulta que el 'Manco' Casa, que fue un gran jugador de San Lorenzo y que nació el 28 de octubre de 1943 en Mar del Plata justamente, me venía a decir que le pidiera al público de acá -sean 'Cuervos' o no- que pongan plata para los metros cuadrados para volver a Boedo. ¡Viva el Manco!", resumió, en medio de las carcajadas que desató entre los espectadores y medios de prensa.


Además, cabe recordar que en su visita al Festival de Cannes en mayo de este año, el protagonista de "El Señor de los Anillos" había llevado un cartel que decía: "Queremos la Copa". En esta oportunidad y como si se tratara de una especie de cábala, el actor repitió el hecho con otro papel en el que se podía leer: "Queremos la otra".