sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 12:47 (hace )

Marina Borensztein y su lucha contra el cáncer: "Cuando desperté de la anestesia lo vi a mi papá"

02/05/2015 18:58 hs
[CONMOVEDOR] La hija de Tato Bores y mujer de Oscar Martínez contó cómo vivió su recuperación y pudo escribir "Enfermé para sanar".

Marina Borensztein, la hija de Tato Bores y mujer de Oscar Martínez relató cómo se recuperó de un doble cáncer de mama y detalló su experiencia espiritual con su padre.


En una entrevista muy emocionante con "Viva la tarde", por C5N, Marina contó detalles de su enfermedad y detalló el proceso que vivió, acompañada de su marido: "Fue muy duro para él y así y todo me acompañó, me cocinaba, tengo un marido maravilloso. Oscar fue vital para mí en todo este proceso".


Durante unas vacaciones en Punta Cana, Borensztein descubrió que tenía un nudo en una de sus mamas. Al llegar a la Argentina, decidió realizarse las mamografías, sin embargo, su enfermedad la descubrió meses después por no mencionarle unas ciclas de los estudios a su médico. Marina se mostró positiva y opinó: "Por algo no me tenía que enterar ahí, primero me tenía que casar".


Luego de su recuperación, la hija de Tato decidió escribir el libro "Enfermé para sanar": "Escribirlo fue una tarea muy entretenida que hice con mucha dedicación, mi libro me salvó. Después de escribir siempre me sentía mejor. Siempre escribí para mí, en mi computadora tengo muchas cosas guardadas pero nunca pensé que lo que escribía iba a ser un libro. Fue un año y medio intenso de escritura".


Su lucha contra el cáncer la llevó a tener una grata experiencia religiosa con su padre al salir de una de las operaciones: "Me operé dos veces, en la segunda operación no estaba tan positiva, y cuando me desperté de la anestesia se me apareció una luz potente y lo vi a mi papá. Mi hermano Sebastián y Oscar estaban al lado mío y les dije 'está papá', y ahí me puse muy contenta, supe que iba a estar todo bien".


Por último, sobre su recuperación y su lucha contra el cáncer, Marina aseguró que la enfermedad le hizo tomar conciencia de muchas cosas: "Siempre fui una persona de mucho trabajo interno. Hice mucha terapia y fue una de las cosas más atractivas que le encontré a la existencia. No encuentro nada más atractivo que la búsqueda personal. Hoy mi vida es hermosa porque no me quejo".

 

 

TAGS
marina borensztein,