sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 21:21 (hace )

La censura de una reconocida revista: pusieron a una modelo amamantando en la tapa, pero no para todos

24/05/2015 13:37 hs
[FOTO] La edición australiana de la publicación lanzó un número que tiene dos alternativas para la primera plana. La explicación de la directora.

La edición australiana de la revista Elle lanzó al mercado su último número el lunes pasado, pero para sorpresa de sus lectores vino con dos tapas alternativas. Sólo aquellos que estén suscritos a la publicación podrán ver la foto original de una modelo amamantando a su bebé.


La tierna imagen de la modelo Nicole Trunfio con su hijo Zion adorna la tapa del número más reciente de Elle Australia, pero en los kioskos de revistas locales sólo se podrá conseguir la que tiene la imagen de la mujer con su bebé dormido en brazos.


Justine Cullen, directora de la publicación, respondió a las críticas que recibió la tapa alternativa, al ser considerada como un caso de censura. "No era una situación pactada: Zion necesitaba mamar, Nicole le dio el pecho y cuando vimos lo lindos que estaban, simplemente los movimos al set", relató, aunque no explicó el porqué de las dos tapas.


Así, el gran público se quedó con la versión pautada de la tapa que aparecería esta semana, mientras que los suscriptores tuvieron acceso a la otra, informó el sitio español El País.


Otras publicaciones mostraron modelos amamantando a sus hijos, como Vogue de Holanda cuando retrató a Doutzen Kroes y su familia, o la edición italiana de Elle con la bella imagen de Chloe Jo Davis y su bebé.


"Es una verdad lamentable que a las mujeres se les hace sentir vergüenza o mal con frecuencia por llevar a cabo el acto fundamental de alimentar a sus bebés, donde y cuando lo necesiten. Exponer el amamantamiento en los medios es una de las cosas que podemos hacer para contrarrestar esto, así que me encanta esta portada en muchos sentidos", convino Cullen.


Por su parte, Trunfio se mostró feliz y orgullosa de su trabajo, y de su hijo. "Cuando vi mi portada amamantando, algo que no fue planeado y que fue simplemente natural, se me saltaron las lágrimas y pensé: 'Wow, este es un momento muy especial en el que mis mundos coincidieron. Está mi lado maternal, que adora ser una madre, y el lado profesional, al que le apasiona su carrera", aseguró.

TAGS
elle, revista australiana, censura,