sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 13:15 (hace )

Nacho Viale confiesa sus taras y fobias y sus ganas de formar una familia: "Ser soltero me volvió un poco maniático"

26/07/2015 11:00 hs
[HONESTIDAD BRUTAL] El productor y nieto de Mirtha Legrand habló de su intimidad y la contra de ser "famoso" a la hora de salir con una mujer.
A los 34 años, Nacho Viale es uno de los solteros más codiciados. El productor hizo públicos dos romances: con la China Suárez y Cande Tinelli, quien lo ayudó a perder mañas.  Sin embargo, revela cuáles son sus fobias y taras y cuánto odia a los paparazzi a la hora de salir con una mujer. También asegura que no es fácil trabajar con Mirtha Legrand porque es muy exigente.

Asegura estar lejos de ser "el chico rico" que todos creen y muchos le critican. "Me parece de mal gusto hablar de plata en los medios. No me gusta ostentar. La mayoría piensa que soy malcriado que no hago nada. Pero no me interesa quedar bien con nadie, solo me interesa sentirme bien conmigo mismo", aclara.


Sufrió la exposición mediática desde chico por su familia famosa y dice que es una contra a la hora de conocer a una mujer: "Salís a tomar un café por primera vez y ya dicen que es tu nueva novia. Se te vienen encima los paparazzi cuando vas por la calle".


También confesó que hizo terapia dos veces. La primera fue a los cinco años cuando sus padres se divorciaron, y la segunda, "porque me sentía mal con cosas mías". "La psicóloga me derivó a la psiquiatra, que me medicó porque era muy ansioso. Lo corregí y ya no estoy más medicado", destaca.


"Trabajé cosas de la rutina diaria como, por ejemplo, no dormir con el celular en la mesita de luz. Ahora treinta minutos antes de dormir, leo, pienso, trato de evitar las pantallas. Antes, lo primero que agarraba era el teléfono. Quería todo ya y eso me traía problemas porque cada uno tiene sus tiempos", reflexiona.


"Me apalanco mucho en mi familia y mis amigos, que son los mismos de toda la vida y del colegio", continúa y agrega: "Sigo siendo tímido y mis cosas son mis cosas. Trato de separar lo laboral de lo personal porque así armó mi caparazón. Es mi fortaleza", explica en una nota en la revista Viva de este domingo.


Sorprende cuando asegura que no es fácil trabajar con su abuela, Mirtha Legrand: "Pero no lo digo mal. Ella es muy exigente y parte de su éxito se debe a eso. Es muy cuidados de los detalles, inconformista, muy metódica, siempre te pide más. Tiene una gran responsabilidad de laburo. Es una escuela espectacular. Empezamos a ser nieto-abuela después del programa. A veces tenemos nuestras agarradas, pero es hasta divertido".


      nacho viale mirtha legrand.jpg

Nacho confía en que la novia "ya va a llegar" y no tiene apuro: "Me gustaría encontrar a la persona que me complete, que sea compañera, que me divierta y a la que extrañe de verdad. Ser padre es un proyecto, ojalá se dé. Es una bendición".


Por último, si bien no dio detalles de su relación con Cande Tinelli, contó que lo ayudó a perder algunas mañas que tiene desde hace ocho años, tiempo en el que vive solo. "Ser soltero me volvió un poco maniático. Tengo todo ordenado. Camisas con carteles. Cada estante tiene una etiqueta con la que va ahí: camisas blancas, camisas celestes con gemelos. Llego a ver una remera negra donde van las blancas y me contractura", revela.


"Tenía más mañas y las perdí. Cande me ayudó un montón a descontracturarme. Ella, por ejemplo, tiene una perra que se llama Linda y me pedía que la lleváramos en el auto con nosotros y yo me resistía porque me parecía que iba a ensuciar. Hasta que un día la subimos y no pasó nada", cuenta.


      nacho viale cande tinelli.jpg

TAGS
nacho viale, nacho viale mirtha legrand, nacho viale cande tinelli,