jueves 08, diciembre 2016 | Actualizado 05:14 (hace )
En primera persona

La particular anécdota de Julieta Pink con un portero: "Me reconoció y se le empezaron a poner los ojos vidriosos"

02/08/2015 14:58 hs
La conductora de Metro y medio ´brindó una entrevista a la revista Ohlala en la que habló de lo que genera su profesión. "Es superador a cualquier cosa".

Conductora de hace más de una década de Metro y medio junto a Sebastián Wainraich, Julieta Pink asegura no cansarse de la radio. Pero incluso va más allá: hace culto de su profesión y asegura que vive en un "estado de plenitud permanente" por su familia (tiene un hijo de un año y medio con su marido Luis) y su profesión, que siempre la sorprende con nuevos proyectos que ni siquiera busca.


Así lo contó en una entrevista con la revista Ohlala, en la que además contó la vergüenza que le genera ser reconocida, pero a su vez, el milagro de la cercanía que genera la radio con los oyentes. 


"La radio te acerca. Te pongo un caso cualquiera. Hace no mucho, un encargado de edificio al que fui de casualidad me dijo: 'Tenés la voz re parecida a la chica de la radio...', y a mí me dio vergüenza. Y entonces me preguntó: '¿Qué, sos Julieta?'. Le dije que sí, se le empezaron a poner los ojos vidriosos y me dijo: 'No sabés lo que lloré cuando nació Baltazar'. Imaginate, yo con las bolsas de verdura, y sin saber ni quién era. Eso es la radio: perfectos desconocidos para mí, pero con una cercanía que automáticamente te conecta. Es una cosa de locos. Con lo que más lo noté fue con eso, con el nacimiento de mi hijo. Y no deja de maravillarme", afirmó.


"Es superador a cualquier cosa, a la radio la siento como algo muy organizo en mi vida. Lo decimos con Sebastián: ¿cuándo nos vamos a cansar? Yo no tengo idea, es un milagro que no nos hayamos cansado", agregó sobre la profesión.  Y cerró con un positivo mensaje: "Quiero seguir en este estado de felicidad y de agradecimiento permanente que tengo, porque hace que vengan cosas que ni siquiera deseo.



Acá, uno de los audios de Metro por el nacimiento a Baltazar.