sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 15:41 (hace )
Escándalo

Mientras el Gigoló se divierte y hace desfiles hot, aparece una nueva denuncia: violencia y un hijo abandonado

09/10/2015 19:00 hs
Javier Bazterrica vive su explosión mediática, pero las denuncias en su contra no dejan de crecer. En esta nota, un testimonio escalofriante.

Mientras desfila por las noches porteñas y hace presencias en diversos bares y boliches luego de que mediatice su personaje, Javier "Gigoló" Bazterrica, volvió a ser denunciado por sus malas acciones.


En Infama, el programa que conduce Rodrigo Lussich, se expuso una nueva acusación contra el mediático -que cabe recordar se hizo conocido por una denuncia de estafa de la hermana de Flavio Mendoza-y, esta vez, fue realizada por una mujer llamada Raquel que fue víctima del Gigoló hace cuatro años.


Según publicó La Gaceta "la historia de Raquel, una joven fotógrafa de San Luís, quien por aquel entonces vivía en Buenos Aires, donde estudiaba y trabajaba, tiene comienzos muy similares a las de las mujeres que han salido en la televisión, pero un final muy particular, ya que quedó embarazada y tuvo un hijo con Bazterrica".


Según relató la mujer "un año antes de conocerlo personalmente venían hablando bajo el perfil de Máximo Mc. Fussx". "Primero empezamos hablando por Facebook, nos hablamos y nos encontramos en un boliche donde el laburaba de bartender. Da la casualidad que él me decía que era socio del dueño. Eran un boliche de Palermo y yo estaba viviendo en Villa del Parque porque estaba estudiando", detalló la mujer.


En este marco, la denunciante confesó que meses después comenzaron a convivir en su provincia natal hasta que quedó embarazada y cuando se lo contó reaccionó mal. "Me dijo que no era el momento, que las cosas estaban mal. Se dio vuelta todo y ya se quería ir de mi casa. Que cada uno sigua su vida por su lado y que él se iba a hacer cargo, supuestamente".


"Pero a todo esto, nunca se fue. Yo lo eché. Tuvimos una discusión y me rompió todo el departamento. Se había ido por tres días y volvió re mal, borracho, y no se lo acepté. Y ahí fueron las discusiones. Me agarró de los brazos, casi me pega una piña, que dio en la pared, pero iba para mí. Entonces me fui yo, porque si seguía ahí me iba a pegar o me mataba", agregó.


En tanto, el mediático quiso negar las declaraciones, y sigue disfrutando su fama: "A mí me gusta la noche, la joda y las mujeres". 

TAGS
gigolo, javier bazterrica gigolo, presencias gigolo boliches,