viernes 02, diciembre 2016 | Actualizado 21:37 (hace )
¿A quién apuntó?

La fuerte declaración de Diego Topa: "En el medio hay mucha traición"

15/11/2015 11:08 hs
El actor y conductor habló de su éxito en la televisión y el teatro, y de qué visión tiene del ambiente y cómo lo vive. Todos los detalles en esta nota.

El conductor de Disney Junior, Diego Topa, que se constituyó en una de las figuras infantiles más exitosas e influyente para niños y niñas, habló de su éxito en la televisión y el teatro, y de su visión del medio. En este marco, abrió su corazón e hizo fuertes confesiones acerca de su personalidad y cómo hace para estar de buen humor y llevarse bien con todos, aunque no siempre lo pueda conseguir.


En una charla íntima con ExtraShow, el animador admitió que no siempre está de buen humor y detalló cuáles pueden ser las razones: "Sobre todo cuando hay cansancio o me enojo. Suele pasar cuando sale algo mal, pero me dura poquito tiempo el mal humor. Tengo un lema: 'A mí me gusta que las cosas se hagan de una sola manera: bien'. Y cuando no se hacen bien... ¡Lo encontrás a Topa! No me enojo porque sí, ni de capricho, sino cuando suelo tener razones. Una, por ejemplo, cuidar el producto, el elenco o lo que hago. En las giras muchas veces me enfrento con los productores locales porque a veces terminás un show y quieren que te vayas a otra ciudad y uno quiere volver al hotel a descansar, a comer, a bañarse. Ahí me planto, hay que hacerlo. Pero después tengo un gran poder: me olvido".


Mientras que sobre si se lleva bien con todos, contestó: "Yo te doy el corazón, soy súper generoso con todo. Ahora, cuando me traicionaste no tengo vuelta atrás. ¡No hay manera! Puedo seguir saludándote, pero ya está. En el medio pasa mucho, hay mucha traición. Es difícil llevarse mal conmigo, porque soy cero complicado, a mí me gusta la buena onda, no convivo con el maltrato".


"Tengo, pero no quiero dar nombres. Por suerte no son actores. Por ahí hay algún director. Cuando un director quiere ser más figura que uno de los protagonistas: ¡chau, chau, adiós!", completó.