viernes 02, diciembre 2016 | Actualizado 19:48 (hace )
Crítica

The Hole: monumental Moria

19/02/2016 11:13 hs
La capocómica deslumbra con una propuesta artística que empieza en el hall de entrada del Maipo y en la que el público disfruta de su mejor versión. El futuro y los 80's en iguales dosis de erotismo. Por Adrián Pallares y Rodrigo Lussich.

Por Adrián Pallares

@adrianpalla

 

Por Rodrigo Lussich

@rodrigolussich

 

La propuesta artística de "The Hole", el nuevo espectáculo de Moria Casán, arranca desde el hall de entrada al Teatro Maipo con un DJ, barra de tragos, luces y humo que recrean la atmósfera de una disco futurista con reminiscencias de los '80.

 

En la sala conviven mesas al estilo de los cabarets europeos de la posguerra, con imponentes arañas de cristal sobre una platea que es invitada a interactuar con lo que pasa en el escenario. No hay cuarta pared. Todos (artistas y público) somos parte de lo mismo: una fiesta sensorial en "El Agujero".

 

Moria, en un rol que parece construido a su medida (a pesar de ser una licencia internacional),  trasciende con su impronta cualquier guión y cualquier formato. Se luce en un monólogo de actualidad donde saca a relucir sin medias tintas su mirada mordaz sobre varias figuras del mundo del espectáculo. Es aguda e impiadosa la crítica que le hace a Mirtha Legrand, con la que consigue aplausos y carcajadas de los espectadores. Su interacción con la rata Cristóbal merece un párrafo aparte. Impresiona verla cómoda con ese animalito recorriendo su cuello en una lograda alegoría sobre amores tormentosos, miserias humanas y decadencia.

 

Los números acrobáticos y musicales combinan consistencia y espectacularidad visual con altas dosis de erotismo. Y el final sorprende por su profundidad y apelación a la emoción, y ofrece el plus de una Moria convertida en heroína, elevada por sobre todo lo mundano y renacida, como en una metáfora de su vida, después del paso ocasional por un sugestivo e hipnótico agujero.

 

Todo se funde en el aplauso final de un público al que una vez más Moria le da lo que quieren ver: la mejor versión de ella misma.

TAGS
the hole, moria casan, critica, adrián pallares, rodrigo lussich,