viernes 02, diciembre 2016 | Actualizado 15:38 (hace )
¡A punto de ser mamá!

Emilia Attias, embarazada de seis meses: "parto sin anestesia", su análisis en EE.UU para saber el sexo y el Turco Naim, padre

19/07/2016 12:18 hs
La actriz transita sus últimos meses de gestación y se muestra "muy sensible y eufórica". En una entrevista íntima, cuenta intimidades de sus días de embarazo.

Emilia Attias (29) vive uno de los momento más especiales como mujer: está transitando sus últimos meses de embarazo, fruto de su relación de once años con el Turco Naim (50), y se muestra "muy sensible y eufórica" con la llegada de su beba a quien llamarán Gina.


      Embed



En una entrevista íntima en Caras, la actriz contó detalles de su presente a la espera del nacimiento de su primera hija: "Traer un hijo al mundo es algo animal. Y yo estoy más sensible y eufórica, más hormonal. Soy una mujer muy activa pero, desde que estoy embarazada, no tengo ganas de hacer nada. Sólo quiero estar en mi nube con mi beba, disfrutar de la Naturaleza e irme al campo. Es tan trascendental que no me quiero conectar con nada urbano. Estoy gestando vida y estoy fascinada con mi transformación física. Me gusta aislarme para meditar con mi hija".


      Embed


Emilia confiesa que "el primer mes estuve muy descompuesta, con baja presión, naúseas y vómitos". "No podía probar bocado y bajé de peso. Es que también por el metabolismo que tengo no llevo engordado mucho, calculo que debo estar cinco o seis kilos arriba de mi peso y no se me notan porque están muy bien repartidos. Se me ve flaca pero estoy comiendo un montón, porque a partir del cuarto mes empecé a sentirme mejor. El hambre de embarazada es súbito y voraz. Si a las tres de mañana me agarra hambre y ganas de cenar me levanto y me cocino ¡unos fideos! Tengo antojos de cosas suculentas, como panes, pizzas y facturas y hasta leche con chocolate. No pasan dos horas sin que coma algo".


      Embed


Respecto a cómo se enteró del sexo de su beba tempranamente, detalló que accedió a un novedoso estudio genético sin riesgo, que sólo requiere una muestra de sangre de la madre y-tras ser enviado a los EE.UU para su análisis-permite comprobar no sólo el sexo, sino la salud y el análisis de los cromosomas del bebé. "Igual soy muy relajada, lo hice por una cuestión de ansiedad por saber el sexo y también por tranquilidad. Porque en realidad soy fan de lo natural y jamás podría abortar un hijo porque tiene un problema", aclaró.


      Embed


Luego contó cómo se prepara para el parto e hizo una jugada declaración: "Estoy mirando videos de partos en Youtube. Sí, soy re morbosa (risas) Miro videos de todo tipo: de embarazos, de bebés y especialmente de los partos, no por miedo sino porque me quiero interiorizar. Siempre me pareció un hecho magistral. ¡Lo que hace una mujer al dar a luz! Y lo que físicamente afronta. Es tan hermoso y admirable. Siempre dije y, es lo que voy a intentar hacer, que prefiero que no me hagan el tajito (episiotomía) ni que me apliquen la peridural. Quiero parir sin anestesia, tener un parto natural, como cualquier hembra".


      Embed


Mientras que respecto a cómo ve a El Turco en su papel de padre, admitió : "Con lo que él ama a las nenas, no va a poder ponerle límites. Él, al principio, me dijo que prefería un nene, pero porque le agarró mucho miedo al pensar que iba a tener una hija, con los peligros a los que se iba a exponer. Yo al varón lo crio duro, suela, decía. Naim va a ser el típico padre que la va a llevar, a buscar y a controlar todo el tiempo. Va ser un papá muy sobreprotector, baboso, ella lo va a manipular (risas). Pero se que será un padrazo absoluto, porque es un tipo con una sensibilidad y una evolución humana muy grande, dueño de mucha vida interior, cultural y artística"


      Embed


TAGS
emilia attias, turco naim, emilia attias embarazada,