sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 18:56 (hace )
Silencios de familia

La escena más dramática de Silencios de familia: llanto, gritos y descontrol en la separación de Suar y Julieta Díaz

14/09/2016 23:46 hs
La crisis del matrimonio terminó en la ruptura definitiva con una fuerte discusión en la casa. Insultos, empujones, e hijos de por medio, mientras el personaje de Bertoti sospecha de un embarazo.

Julieta Díaz y Adrián Suar protagonizaron la escena más dramática de Silencios de familia cuando finalmente la crisis del matrimonio derivó en la separación. Y como toda separación, no fue fácil.  

"Pasó como pasan estas cosas,  muy triste", le dijo el personaje de Adrián Suar (Miguel) al de Florencia Bertotti (Fabiana) luego de la brutal pelea con su flamante ex mujer.


Miguel le dijo a Elisa en terapia que estaba enamorado de otra persona y que quería separarse. Más tarde, se reencontraron en la casa y allí sí, Elisa entró en una gran crisis de nervios. Ahí, a los gritos, como pudo, le terminó pidiendo lo inevitable, que abandone el hogar que habían construido juntos.


En el medio hubo insultos varios, empujones y hasta la intervención de los hijos, que terminaron llamando a parte de la familia.


"¡Soy una mierda, soy una mierda!", gritaba Miguel, presionado por Elisa. La discusión finalizó cuando Elisa se fue sola a la terraza a descargar su angustia.


"Yo todo el tiempo tenía miedo de que me dejara de querer, ahora no siento eso, ahora siento tristeza. Se parece más como el desprecio, a la pena. No se parece al amor. No es nada parecido al amor", comentó.

La escena que siguió era de una realidad paralela: Fabiana, con fuertes sospechas de que está embarazada, se encontró con Miguel y reafirmaron su relación. "Yo quiero vivir con vos", le dijo ella. "Yo también, si", contestó él.


Las escenas siguientes, sin embargo, demostraron que el final feliz aún está lejos, y que en historias de enredos, todos, sin excepción, terminan sufriendo.


      silencio flia


TAGS
silencios de familia, adrian suar, florencia bertotti,