sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 06:45 (hace )
Cruda

Las fuertes confesiones de Adele sobre la depresión postparto y su lucha contra el alcohol

01/11/2016 11:36 hs
La cantante británica reveló que padeció depresión postparto y que luchó contra el consumo alcohólico.
Las fuertes confesiones de Adele sobre la depresión postparto y su lucha contra el alcohol
Las confesiones de Adele.

Adele realizó una entrevista exclusiva con la revista Vanity Fair, en la que habló acerca de la maternidad, su batalla contra la depresión postparto y la lucha para dejar el alcohol. La cantante británica sorprendió con sus fuertes confesiones que no dejan de generar repercusiones.


"Pienso que lo más valiente es no tener hijos. Todos tus amigos y yo sentimos presión para tenerlos, porque eso es lo que los adultos hacen. Amo a mi hijo más que a nada, pero a diario, si tengo uno o dos minutos, me gustaría poder hacer lo que sea que quisiera, cuando quisiera. Así me siento cada día", remarcó al precisar que por ahora no desea más hijos", comenzó diciendo la artista.


Adele dio a luz a su hijo Angelo en 2012, fruto de su relación con Simon Konecki, y por aquella época confesó que sufrió depresión: "Tuve depresión postparto después de dar a luz a mi hijo y eso me daba miedo. No tomé antidepresivos y no lo hablé con nadie".


"Yo estaba muy reacia, mi novio me decía que debería hablar con otras mujeres que estuvieron embarazadas pero yo le decía 'carajo, no voy a andar por ahí con un jodido montó de madres'. Y entonces, sin darme cuenta, ya andaba alrededor de otras mujeres embarazadas y con hijos, porque me encontré con que eran un poco más pacientes", detalló.


      Embed



Luego se refirió a su consumo de alcohol y contó por qué dejó de tomar. "Tener resaca con un niño es un tortura", bromeó.


"Solía gustarme estar ebria, pero a medida que me volví más famosa, despertaba a la mañana siguiente y pensaba: ¿qué carajo dije y a quién se lo dije? Nunca tuve blackouts, pero cuando bebes y vas a una fiesta, le hablas a cualquiera", agregó.


Y completó: "Podía beber dos botellas de vino y fumar. Luego escribía las letras tristes y a la mañana siguiente pensaba 'carajo, es una buena letra', luego encontraba la melodía. Pero desde que tuve a mi bebé, no soy tan despreocupada como solía ser. Ahora me asustan muchas cosas porque no quiero morir, quiero estar cerca para mi hijo. Soy muy cautelosa con cosas que antes no".

TAGS
adele, alcohol adele, adele hijo,