domingo 11, diciembre 2016 | Actualizado 03:33 (hace )

La mujer de Fantino se confiesa: "Tuve sexo con él a las dos horas de conocerlo"

10/09/2012 15:11 hs
Miriam Lanzoni contó en un programa de radio cómo empezó su relación pasional con el conductor de Animales Sueltos. Sexo casual en los vestuarios de una cancha de tenis, dijo.
Pareja hot y pasional si las hay la de Alejandro Fantino y su mujer "La gringa" Miriam Lanzoni.

Pareja que subió el perfil en los últimos tiempos, primero cuando ella lo dejó durmiendo afuera cuando a él se le fueron los ojos con una chica Playboy; después cuando ella se fue a trabajar a México para trabajar e hizo una osada producción fotográfica; luego cuando contaron que su relación empezó siendo clandestina, ya que fueron amantes, en un principio, cuando él estaba de novio con otra mujer.

Las declaraciones fuertes continúan. Ahora la actriz habló de la "primera vez" con quien hoy es su pareja, el conductor de Animales Sueltos. Esa relación clandestina que tuvieron al principio hizo que tengan sexo a los pocos minutos de conocerse, según la propia Miriam Lanzoni contó en el programa de FM Palermo "Call center" que conduce Valeria Schapira.

La charla entre Miriam y Schapira -en la que también participaba Anabel Cherubito, entre otros- venía poniéndose hot acerca de prácticas sexuales en la intimidad, lo que "se entrega" o no, etc.

De repente la cosa se fue para saber cuándo -o a cuánto de conocer a alguien- hay que irse a la cama. Si en la primera cita, si en la próxima... Alguien dijo "Si vos tenés sexo con el tipo en la primera cita, nunca vas a dejar de ser esa que solo llama cuando quiere tener sexo".

Pero la mujer de Fantino contó su propia historia con el conductor para refutar la teoría:

      Embed

"Yo con Alejandro es un hombre con el que tuve sexo a las dos horas de conocerlo -relató quien es hace años su mujer.-. Lo conocí en un club de tenis, yo estaba haciendo promociones de unas aguas saborizadas; él me encaró y tuvimos sexo en las instalaciones del lugar"; contó sin pudores Lanzoni.

"Después desaparecí por un mes. El sale de la cancha y se me acerca. Yo estaba recién llegada del campo con los huevos caseros en el bolso. Me encaró, me gustó y listo; a mi no me interesaba para algo más. Me metió en el vestuario y pasó. Fue algo químico, nos calentamos los dos, quiero ésto para mí, no estaba pensando si era un tipo para  casarse. Me pagaban muy poco por esa promoción y no sabía si iba a volver; tampoco le quería dar mi número de teléfono: Me parecia más privado eso que lo que pasó. Tuvimos sexo y me fui, desaparecí. No tenía teléfono; solo en la pensión donde vivía. Le di el veneno y ahí quedó; fue como una muestra gratis. Me siguio buscando, pero arrancó como algo netamente sexual y químico, como dos seres que se atraen solamente desde lo sexual", detalló "la gringa", quien a partir de ese momento comenzó una relación que se blanqueó con el tiempo y que hoy los encuentra juntos.