viernes 31, octubre 2014 | Actualizado 02:33 (hace )

La vuelta de Gran Hermano: Por qué SI

19/09/2012 00:51 hs
Parece que vuelve el programa de un grupo de gente encerrada en ojotas 24 x 24. Seguramente harán fila para el casting una enorme cantidad de gente que quiere zafar seis meses de laburar.
Rodrigo Lussich
Por Rodrigo Lussich
Codirector
1 - Porque si tanto programa repetido, estirado y desgastado sigue al aire, Gran Hermano tiene la oportunidad de volver. De ahí a que uno lo vea...

2 - Porque nada mejor que estar al cuete y sentarse a ver un grupo de gente haciendo nada; al hacerlo uno compara y siente que está haciendo algo mucho más interesante.

3 - Las miserias humanas aparecen reflejadas en ese grupo de representantes de la vagancia televisiva. Nada que no hayamos visto en Bailando por un sueño, no?

4 - Gran hermano es la mejor manera de hacerse famoso rápidamente y luego demostrar cómo se puede desaparecer en tiempo récord de la escena televisiva nacional y que nadie te recuerde pocos meses después.

5 - Hay excepciones, obviamente: Cristian U está más vigente que nunca y sus talibanes bancan la parada; Conti, Capristo, Silvina Luna (aunque ella nos puso de luto al irse a Ibiza; desde entonces no dormimos) y algunos más que demostraron talento, lo consiguieron.

6 - Los encerrados duermen de día y de noche les llevan champagne, joda, disfraces, un perro, una vaca, prendas: nada que ayude a que dejen de estar absolutamente haciendo... nada.

7 - Complotan, se nominan, se autonominan, se corrrompen... Nada que no suceda en la calle.

8 - Lo único malo es que rompieron mucho las reglas, flexibilizaron todo y tuvieron que transar ante la rebelión de los pibes. Como en la vida: hecha la ley, hecha la trampa.

9 - El programa es la vida misma sobre todo en el casting: Por eso van flacos, gordos, viejos, jóvenes, pelados, panzones, raros, locos, altos, bajos... ¿ah no? ¿Ponen solo carilindos y minas que garpen en bolas? Uyyy perdón. Se nota que no veo Gran Hermano.

10 - El programa es el caso límite de la búsqueda de fama fácil y repercusión asegurada sin necesidad de talento: Las madres hace unos años acompañaban a sus hijas a hacer la cola para inscribirse en la Universidad; ahora las acompañan a la cola para inscribirse en Gran Hermano.

PD: Justicia por Osito!