sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 11:04 (hace )

Luciano Pereyra, envuelto en la interna de los Maradona, por la paternidad del 10

23/09/2012 22:55 hs
Un evento que tendría que haber sido una fiesta, se vio empañado por la "guerra fría" que llevan adelante las Maradona.
Informamos ayer de la interna que vive la familia Maradona con la llegada del nuevo hijo de Diego y Verónica Ojeda. La noticia del embarazo de la pareja, no cayó del todo bien dentro del entorno de las hijas y la ex del astro del fútbol.

Allegados a las "Maradona" cuentan que las chicas no se llevan bien con Verónica, y que en estos años que su papá formó una "nueva familia", ellas se mostraron distantes y en varias oportunidades hasta en público, han evidenciado su fastidio con la "novia".

También dimos cuenta que cuando se sabe que las "dos familias" se pueden llegar a encontrar en algún evento, del lado de las hijas se articulan los medios para no cruzarse en el lugar.

El sábado Luciano Pereyra se presentó en un multitudinario recital en su ciudad natal, Luján. A ese evento estaba invitado Diego Maradona, quien le iba a entregar un disco de oro por la cantidad de unidades vendidas de su último trabajo.

También estaba invitada Claudia Villafañe, la ex mujer de Diego, una fanática de Pereyra.
El encuentro entre Diego y su mujer con su ex tal vez hubiera sido un poco áspero; por ese motivo, allegados a Maradona le sugirieron no ir al recital.

Finalmente, Diego faltó a la cita y Claudia disfrutó del recital aliviada, sabiendo que Verónica no concurriría y no tendría que verle la cara a la nueva mujer de su ex marido, que lleva adelante un embarazo de cuatro meses.

Las hijas de Diego, Dalma y Giannina, también prefieren evitar un encuentro con Ojeda y hace poco Dalma en una entrevista con Jey Mammon dijo sobre la novia de su papá: "no me cae mal ni la odio. Sólo que no tengo relación con ella. No conozco nada de su historia de amor ni me interesa", una declaración sincera que muestra a las claras cuál es el sentimiento de la mayor de las Maradona.

La tensión crece y todos saben que Diego quiere que sus hijas y su mujer, la madre de su futuro hijo, se lleven bien, pero también piensa que todavía no es el tiempo del encuentro, habrá que esperar, tal vez  a que llegue al mundo el pequeño Maradona, para que sus hermanas se acerquen a la nueva familia de su papá.

Fuente: diario Crónica