sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 23:18 (hace )

La misión más difícil para Los simuladores: Convencer a Peretti de hacer la película

24/09/2012 23:52 hs
Comenzó a gestarse el proyecto para la realización de la versión cinematográfica del programa que fue furor hace diez años, pero uno de ellos es la figurita difícil.
La noticia se conoció la semana pasada, cuando el actor Federico D´elía anunció el proyecto para la realización de la película de "Los simuladores". La serie se emitió en dos temporadas los años 2002 y 2003 con singulae suceso, sobre todo en eternas repeticiones que llegaron hasta este año inclusive.

Su creador Damián Szifrón demostró su gran talento, sobre todo como guionista. Años después hizo "Hermanos y detectives" con Rodrigo de la Serna y Rodrigo Noya y también cine, en "Tiempo de valientes", festejada película con Luis Luque y el "simulador" Peretti.

Justamente en torno a éste último está centrada la discusión por estos días, con todo el equipo del programa tratando de convencerlo para que esté en el el proyecto. Fue él quien desertó primero de la posibilidad de seguir adelante en su momento, y se habló de diferencias entre D´elía, Seefeld y Fiore con el actor de "En terapia". Peretti no quería quedar "pegado" al personaje de Ravenna en la serie, y prefería continuar con proyectos personales.

Ahora hay que lograr un "sí" del actor para avanzar en el proyecto. "Si no estamos todos, no se hace" dijo a la prensa Federico D´elía, quien está más firme junto a Fiore y Seefeld. Ahora hay que "convencer al cuarto simulador", la figurita difícil del elenco.

Peretti planea grabar una nueva temporada de "En terapia" para la Televsión Pública y tiene proyectos de teatro. Si lo convencen, avanzarán firmes hacia este proyecto de llevar la película al cine.

La serie estaba basada en un grupo de cuatro socios o colegas que se dedican al negocio de la simulación, resolviendo los problemas y necesidades de sus clientes mediante lo que ellos denominaban «operativos de simulacro» que solían consistir en engañar a quienes generaban los problemas de sus clientes, ya sean jefes, criminales, esposas, viudas, comerciantes inescrupulosos, etc.