viernes 02, diciembre 2016 | Actualizado 19:49 (hace )

Lorena Ceriscioli: "Si yo hubiese hablado antes, Jimena no pasaría por esto"

25/09/2012 11:50 hs
La ex de Tomás Costantini, que sigue siendo su esposa para la ley, habló esta mañana de los pasos a seguir tras el polémico fallo.
Lorena Ceriscioli fue protagonistas de un fallo polémico, ya que su demanda de divorcio a Tomás Costantini fue rechazada por un tribunal de la Cámara de Apelaciones, considerando que los motivos que ella presentó para acusarlo de "injurias graves" no eran válidos; por lo que siguen casados para la ley.

La ex modelo habló con Chiche Gelblung esta mañana en radio Mitre y dijo:

"Me molestó cuando leí el fallo, lo de la ropa interior me cayó mal. El problema es que más allá de los abogados, muchos decían que el fallo era machista; lo único que digo es que a mí me molestó el fallo. Hace cuatro años que vengo yendo a Tribunales. Que hayan mandado todo a fojas cero y seguir casada con mi ex me parece cualquier cosa. Es ridículo e irrisorio seguir casada con un señor que va a ser papá. Mis testigos no fueron tomados en cuenta por ser amigos míos; los de él sí y tambien lo eran. No nos esperábamos esto, y estamos analizando con mis abogados lo que más nos conviene hacer. Con Tomás no nos hablamos desde hace cuatro años. Casarme con él fue una metida de pata, una equivocación. Yo me casé pensando que era para toda la vida. Él no se tuvo que casar por una panza y después hartarse de mí. Si es por el fallo las actrices no podrían divorciarse si aparecen desnudas en televisión en una escena. Las mujeres tenemos otro lugar en la sociedad. ¿No podemos ir a la playa si somos espléndida y nos sacamos una foto en traje de baño? Entonces pongámonos una polera y salgamos tapadas a la calle"

Consultada por el nuevo conflicto que tiene su ex con Jimena Campisi, embarazada de él; Lorena afirmó:

"Lo que yo sé es que si hubiese hablado en el momento en que fue mi situación hubiese avivado a muchas chicas, y quizás Jimena Campisi no estaría pasando ésto. Yo me quedé muy mal, muy maltratada por él, en la calle y sin nada. No podía ni lidiar a hablar con la prensa. De repente desapareció; no pude ir más a la empresa que habíamos formado y él salía con las chicas que habíamos contratado. Me sentí muy desvalorizada como mujer y como ser humano. No dije nada y fui a la justicia. Quizás si yo hubiese hablado Jimena hubiese prestado más atención. Tomás es un inmaduro", cerró Cericioli.