sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 08:03 (hace )

Exclusivo: Pinti se mete en la polémica Rottemberg-Tinelli y violencia en la tv

26/09/2012 15:28 hs
El actor habló con RatingCero.com de la protesta y el cacerolazo que derivaron en una editorial del conductor y en la reciente carta del empresario.
Si Enrique Pinti estuviera haciendo uno de sus espectáculos de monólogos y humor político, tendría mucho de qué hablar. Salsa Criolla fue el espectáculo más visto del teatro argentino con  más de tres millones de espectadores durante diez años. Hoy la carrera lo encuentra en una gira nacional con la obra "Lo que vio el mayordomo" junto a Luis Luque y Alejandra Flechner y tiene varios proytectos teatrales.

RatingCero.com habló con Pinti de la polémica sucitada en torno a la carta que el empresario teatral Carlos Rottemberg escribió sobre los dichos de Marcelo Tinelli tras el cacerolazo, en la que criticó ciertas contradicciones por hablar de la violencia en la sociedad en contra del gobierno en tiempos de crispación y confrontación, y la que su propio programa genera.

En primer lugar el genial actor se refirió a la protesta propiamente dicha:

      Embed

"Yo creo que hay una protesta general acerca de una serie de cosas que no le gustan fundamentaLmente a la clase media, son temas que mayoritariamente preocupan a la clase media y parte de la clase media baja que está en problemas económicos por la inflación y la inseguridad. Hay mucho crimen y muchas cuestiones que el Gobierno ha negado y no ha tratado con inteligencia. Lo primero que hay que hacer es no negar el problema. No se puede decir  ´es una sensación o es culpa de Clarín´. Son cosas que ponen paños fríos en temas que no se pueden enfriar", empezó diciendo siempre agudo y al blanco Pinti.

"No adhiero a una señora que dijo que la Asignación Universal por hijo es una incitación a la procreación irresponsable para que la gente se embarace para cobrar los 250 pesos; eso fue la lectura aristocrática civilizada. Por su parte, la pensadora Natacha Jaitt, sin que se moviera un músculo de su bikini, dijo que ella iba a pensarla bien y que cada vez que haga un gateo iba a pinchar el forro así me quedo embarazada y cobro. Se escucharon expresiones bochornosas y amenazas de muerte, Néstor volvé y llevatelá a Cristina, no son la regla general. Una cosa es enterarte por 678 que por Tn con quejas más atendibles. No adscribo a ninguna cosa tampoco salgo en marchas a favor del Gobierno, que ha cometido errores que no quiere asumir. No tendría nada que ver con un cacerolazo ni con una contra marcha a favor", señaló el humorista.

"Como ciudadanos no tenemos que ningunear el voto. Si es tal la bronca, hay que canalizarla ahí en las elecciones que vienen. Nadie tiene comprado nada. Siempre pasa que por mejor que parezca un modelo, cuando el pueblo se cansa el voto es su defensa, y no significa que se tenga que no desea la muerte de nadie, morir nadie ni renunciar nadie. Ahora, si uno tiene o no opción, es de cada uno. Hay que ver si no voto ésto, a quién voto. Si no hay opciones es porque tampoco la oposición se está comportando de manera correcta. Remiten a las técnicas que nos llevaron al corralito o a técnicas de la dictadura. Si tu irritación es tan grande tenés el voto", continuó Pinti.

Finalmente llegamos al punto referido a la carta de Carlos Rottemberg sobre la violencia del mundo Tinelli en comparación a la que el conductor criticó por el ánimo crispado de la sociedad después del cacerolazo.

"Siempre están los ejemplos extremos, como pasó en Perú que generó un crimen con un nivel de violencia a los que no hemos accedido pero que pueden llegar la próxima temporada. La televisión genera mucha violencia -analizó el humorista-. Las peleas de plumas de avestruz, de gallinas viejas descoladas, de Tinelli no parecen tan siniestras como violencia mucho más horrorosa, como fue en su momento mostrar en Crónica la muerte del Malevo Ferreyra. Eso es difundir una noticia. Se han zarpado toda la vida. Coincido en que la muestra de la permanente confrontación y del permanente quilombo es terrible, pero no se puede comprarar con desearle la muerte a la presidenta, decir que se muera, que se vaya, que la maten, que se la lleve el cádaver de Néstor. No se puede comparar la pelea de Carmen Barbieri con el hijo, me parece que es un poco excesiva la comparación", finalizó Enrique Pinti, siempre locuaz, siempre puntual y siempre poniendo en palabras lo que muchos pensamos de manera lúcida, voraz y sin pelos en la lengua.