miércoles 07, diciembre 2016 | Actualizado 21:09 (hace )

Cinco razones para odiar al hijo de Porcel

02/10/2012 01:00 hs
Aburridos de los especímenes desgastados de un medio sin sorpresas, los hambrientos de morbo televisivo están fascinados con este personaje a todas luces desagradable.
Rodrigo Lussich
Por Rodrigo Lussich
Codirector
1 - Básicamente, el principal motivo es la bronca que da que le endilgue la culpa de su destino a su padre; lo peor que podemos hacer. Culpar a nuestros padres de las falencias del hoy no solo es facilista sino una enorme frustración para cualquiera.

2 - En segundo lugar, un pibe que manda a la madre a mendigar y después dice "tengo que sacarla de la calle" como pose sin mover un dedo, diciendo que él "no está para eso", es altamente odiable.

3 - Sus pretensiones económicas porque es el "hijo de Porcel", su desprecio por quien está para "fregar pisos", esa nube de gases en la que está atrapado sin salida, bien le valieron el mote de #Gordo20lucas.

4 - El talento no siempre se hereda. Si bien es cierto que mucha cacatúa e inútil pululan en televisión sin mérito alguno, y el hijo de Porcel bien podría ser parte de la troupe, su arrogancia sin un solo motivo para tenerla le juegan más en contra.

5 - Hay mucho vago suelto en la tele, pero nunca uno tan obvio como éste. Puede causar "gracia" verlo sacado pidiendo plata, pero en el fondo solo es vergüenza ajena.
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore