miércoles 07, diciembre 2016 | Actualizado 17:27 (hace )

Habló la Chica G: "Estoy limpia; no tengo clientes, sólo amigos y no trafico"

10/10/2012 11:01 hs
Gabriela Ayala Vitale tiene arresto domiciliario. La revista Gente la entrevistó por primera vez después de estar detenida por narcotráfico.
Gabriela Vitale, la Chica G, está con arresto domiciliario en una causa por narcotráfico y lavado de dinero, dio una nota a la revista Gente de esta semana. La presentan como "la chica del cucharicidio", recordando su affaire con Sofovich, que terminó siendo juego de niños comparado con su complicado presente.

"Jamás participé del contrabando de cocaína. No soy una santa pero nunca trafiqué droga ni consumí -dijo Ayala Vitale a la publicación-. Estoy limpia".

La Chica G admite que vio dos veces en su vida al novio de la "narcomodelo" Angie Sanclemente, también detenidos, al igual que su ex, Juan Martín Scordamaglia, investigado -además- por presunto abuso sexual de la hija de Vitale.

La nota va al hueso y le pregunta a la chica de la cuchara si el padre de su hija es su ex pareja, el futbolista Juan Sebastián Verón: "Fue mi primer amor, estuvimos muy enamorados, pero no es el padre de mi hija. Quien la reconoció fue Scordamaglia".

Reconoce haber estado reunida con Sofovich algunas noches antes de ser detenida: "Fue para hablar de trabajo, con una propuesta laboral que aún me interesa. A Gerardo lo quiero con mi alma; cuando lo conocí lo prejuzgué. Con el tiempo me demostró ser un gran ser humano".

Vitale dice no tener bienes a su nombre, pese a las acusaciones. Afirma que es amiga de Messi y que él la llama para saludarla y saber cómo está. "Conozco a varios jugadores y tengo muchas amigas que mueren por ellos", admite, pero niega ser el contacto entre ellos y las chicas, con otros fines.

"No tengo clientela, sólo amigos. Soy fanática de Boca", cierra la chica que pasó de una cuchara a un estar tras las rejas, aunque hoy, para poder cuidar a su hija, está presa en su casa.