miércoles 07, diciembre 2016 | Actualizado 07:49 (hace )

Las confesiones de Natalia Oreiro: "Soy una vaca lechera; ser madre es estresante"

14/10/2012 14:08 hs
La actriz uruguaya posó para una producción y dio un amplio reportaje a la revista Viva.
Natalia Oreiro se confiesa después de la maternidad y cuenta cómo el nacimiento de su hijo Merlín la cambió; advierte de su "nuevo" carácter a instancias del comienzo de la grabación de la tira "Solamente vos" con Adrián Suar y analiza esta nueva etapa de su vida en un reportaje con la revista Viva del diario Clarín de hoy.

"Hay un antes y un después de ser mamá -confesó Oreiro-. Y gracias a Dios las prioridades se modifican. Uno se corre del lugar de centro para que pase a ser tu hijo.Tengo una profesión con ego extremadamente alto, pero elegí una profesión donde necesito la aprobación externa. Evidentemente tengo quizás una falta de afecto importante pero en definitiva no es ni más ni menos que el ego", se sincera la actriz uruguaya.

Oreiro pone en claro sus nuevas priodidades y que ya no es tan dócil para estar a la altura de las "necesidades de los otros", laboralmente hablando: "Volví a trabajar seis meses después de que naciera el gordo con una carga horaria muy distinta, cortes determinados. Si alguien quiere trabajar conmigo se tiene que adaptar a que ahora soy una vaca lechera. Voy con mi hijo a todos lados. Ser madre es estresante. Entiendo si del otro lado quedo como una mal copada o antipática, me da igual; antes era más simpática, ahora la sutuación me lleva a ser más secota", advierte sobre una nueva era en el trato laboral.

La actriz profundiza un nuevo bajo perfil donde no quiere ser "la famosa" cuando pasa por Migraciones y saludan a su hijo; cuenta que viaja siempre con Mollo -"Me acompaña a todos lados; mi vuelta al trabajo tiene mucho que ver con su generosidad", dice- y adelanta el entusiasmo por la tira con Suar -"No creo que me necesite.. De la tele me gusta esa cosa de espontaneidad y humor. Voy a grabar cuatro días a la semana y menos horas; de otro modo no puedo"-.

Feliz con la experiencia de filmar "Infancia clandestina", que fue seleccionada para representarnos en los premios Oscar, Oreiro advierte que no tiene ni tendrá cuenta de Twitter "porque no me va".