sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 19:26 (hace )

Jorgito Porcel volvió a la tv, pero su versión de "bueno" no le importó a nadie

21/10/2012 21:07 hs
El hijo del genial cómico volvió a la televisión en el programa de Polino, con frases de reconcilación y paz, pero el público "huyó" al oirlo.
La televisión es un poco cruel a veces. Un día te convierte en un ídolo -con pies de barro, obvio- y al otro no te registra. Lo peor es cuando te creés que vos sos generador de rating y te das cuenta que como siempre, el medio usa y desecha siempre, y más a la gente con poco para decir.

Este parece ser el caso de Jorge Porcel Jr.: el muchacho estuvo en el programa de Marcelo Polino por América. Al sentarse dijo que "el público me ama, voy a boliches y cobro treinta lucas, la gente me pide fotos todo el tiempo, estoy muy arrepentido con lo que dije, me sentí muy agobiado". Todo este compendio de frases lindas y huecas llevaron el rating a 3.7 de promedio: enseguida Marcelo Polino, hábil como pocos, cambió de tema y paso al escándalo Maradona.

Con ese tema el programa trepó a 6.3 de rating. A veces es incómodo hablar de la audiencia de un colega, pero en este caso hacemos mención al invitado, que evidentemente no le interesaba a nadie.
Cuando Polino cambió de tema, el número subió y el público se interesó por el tratamiento y el profesionalismo de siempre de Marcelo.

Mientras eso pasaba, Jorgito Jr. seguía sentado mirando sin mucho para aportar. El tema de Porcel sólo rindió cuando repitieron el tape de su mamá y sus declaraciones.

Parece que el muchacho medía e importaba cuando vociferaba cosas como "me tienen que pagar veinte lucas mínimo, no me van a ver limpiando pisos, quiero un sueldo acorde a mi categoría, soy Jorge Porcel hijo". Hoy con un discurso conciliador pasó sin pena y sin gloria por la televisión.

Seguro en pocos días más lo veremos insultando de nuevo para poder ocupar un lugar, algo bizarro, pero un lugar al fin en el medio. El papel de bueno no se lo creyó nadie: parece que el otro traje le sienta mejor.