sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 21:23 (hace )

El caño: Por qué NO

02/11/2012 01:12 hs
Ritmo hecho hasta el cansancio, los trucos no sorprenden. Además, dio lugar a un momento insólito con Alexander Caniggia y sus ocho cosas grosas.
Rodrigo Lussich
Por Rodrigo Lussich
Codirector
1 - Porque si hay un ritmo que se gastó hasta el cansancio es el caño. Lo que hace tres años fue tapa de revistas hoy no va ni a contratapa.

2 - Pusieron caño uno, dos, los unieron, lo hicieron giratorio, pero ya no hay de donde colgarse.

3 - Uno nunca creyó que vería a Alexander Caniggia tratando de responder, después del baile en el caño, ocho cosas grosas que nunca pudo terminar de enumerar. Se lo vio mas nervioso que rindiendo un examen oral. Ni palabras le salían. Horror.

4 - El jurado... tratando de meter bocadillos con un Tinelli que no los dejaba hablar, que los hacía callar, y ellos que insistían. Caño que no has de beber, déjalo correr.

5 - Las performances tampoco sorprendieron. Ya no hay trucos nuevos para mostrar.  Un plomo.
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore