viernes 09, diciembre 2016 | Actualizado 00:56 (hace )
Apuntes

Maggie Gelblung, la hija de Chiche, se lanza al periodismo en la web y habla del Yoga

06/11/2012 20:05 hs
La primera columna de la hija de Chiche en el periodismo gráfico-web tiene que ver con el Yoga. Le propusieron un Bailando, desfila, pero de a poco se mete en el mundo de su papá.
Maggie Gelblung empezó, de alguna manera, a seguir los pasos de Chiche, su papá. Ya colaboró como notera y productora en varios de sus programas y esta vez se decidió a escribir.

Acaba de llegar de un viaje en Nueva York donde profundizó técnicas del Yoga, una forma de vida, de espiritualidad, de conocimiento y de búsqueda. Escribió esta nota para un medio colega -DiarioVeloz.com- y nos pareció interesante compartir el trabajo periodístico y de historia personal que volcó en estas líneas:

Por Magdalena Gelblung
@maggiegelblung

Tenía 14 años cuando de la mano de mi mamá experimenté mi primera clase de yoga clásico. El modesto y silencioso salón blanco, los alumnos en su mayoría adultos... había poco en ese lugar con lo que sintiera algún tipo de identificación. Sin embargo, cuando todos juntos al comenzar entonamos el sonido del OM, a pesar de no entender lo que estaba haciendo, sentí y pensé "esto es cosa seria". A partir de ese día, el yoga se convirtió en un refugio al que siempre volví. Donde podía soltar mi mente y jugar con mi cuerpo experimentando la quietud y el movimiento, creando un espacio de goce y relajación profunda. Llevada por mi curiosidad, la misma que hoy me permite descubrir día a día este mundo inacabable de alternativas para llevar una vida mas apacible, consciente y saludable.

El ser humano es un complejo sistema en el que conviven el cuerpo físico, el espacio mental (raciocinio) y el mundo emocional. Entendamos al cuerpo como un auto, con su carrocería, su motor, y su computadora central. Para que cumpla sus funciones lo llevamos periódicamente a hacerle el service, revisamos el motor y sus niveles de agua y aceite y le cargamos la mejor nafta del mercado.  El auto tiene un dueño que lo lleve a revisar, en cambio solo nosotros somos los responsables de que nuestro propio sistema funcione armoniosamente.

Para sentirnos bien en el plano físico es necesaria una sana alimentación y realizar algún tipo de ejercicio físico diariamente. Para cultivar una mente clara y apacible hay una larga lista de técnicas de respiración, meditación y concentración. En el plano emocional hay que cultivar las buenas acciones, compartir con la gente que amamos, rodearnos con amor y energía positiva.

Si no habitamos un cuerpo sano, el plano emocional se verá empañado por preocupaciones, y la mente no tendrá la claridad suficiente para resolver hasta la mas pequeña situación de la vida cotidiana. Esta sinergia que ocurre en nuestro ser, convierte a la alimentación sana y equilibrada en un pilar tan fundamental como las técnicas de meditación, que son el "alimento" de una mente tranquila y clara.

En esta columna bisemanal, los invito a descubrir un nuevo mundo de ideas frescas, todas ellas con el fin de mejorar nuestra calidad de vida. Semana a semana les presentaré nuevas propuestas simples y prácticas para despertar la vitalidad, liberarnos del stress y alejar los malos hábitos. Un espacio para que compartan sus dudas y curiosidad por este mundo alternativo. Bienvenidos!