sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 08:05 (hace )

Las cinco peores cosas de La dueña

08/11/2012 07:07 hs
La miniserie con Mirtha Legrand está por llegar a su fin. Tiempo de balance para una serie que mantuvo el interés, rating parejo, ganando, pero...
Rodrigo Lussich
Por Rodrigo Lussich
Codirector
1 - Lo peor de La dueña es que si bien la trama ganó en suspenso, y está en la definición de sus últimos capítulos, sigue siendo un programa narrativamente complicado de seguir; menos que al principio, es cierto, pero con tanto flashback y complot, a veces cuesta.

2 - La trama nos mató buenísimos actores (sus personajes) antes de tiempo. ¿Por qué nos mataron a Casero y a Delía, y nos dejaron viva la Branda Gandini, por Dios?

3 - Mirtha, cuando abre los ojos azorada como si hubiese visto al mismísimo demonio, es una imagen difícil de olvidar, pero igual la queremos y se ha lucido con Sofía Ponte, cuyo parecido con ella misma, es mera coincidencia.

4 - Esas cremas que todo lo curan; hacen acordar a los antídtos de los comics de antaño: en base a ellos se construyó una historia donde todos son malvadísimos. ¿Terminarán matándose entre todos? Hasta Lapacó, que empezó haciendo de loca, ahora es malísima.

5 - Fabián Vena haciendo de ser de luz redime la maldad de Mauricio Doval en Resistiré, pero se extraña. ¿Y qué pasó con la pileta de Florencia Bertotti? Tan nadadora que era al comienzo, ahora ni en una pelopincho hace brazadas. Qué ingratitud!
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore