domingo 04, diciembre 2016 | Actualizado 21:29 (hace )
Famosos

Industria del juicio, industria del ego

23/11/2012 08:21 hs
Muchos famosos se ofenden en televisión, y terminan en la justicia. Muchos se reconcilian en cámara, pero en el medio molestan a un sistema lento que necesita dedicarse a otra cosa.
Fueron Moria vs Alfano a la Justicia, y aunque el caso se resolvió, sellaron la paz con un piquito televisado. Fueron Alfano y Pachano hasta el Inadi. Moria y Carmen, que ahora encabezan en una marquesina. Casos hay miles. Silvina Escudero, por ir al más reciente, puso bozal legal a Connie Ansaldi para que no la nombre más en Twitter. Ahora Ubfal va por la Canosa.

La justicia sigue teniendo que ocuparse de casos mediáticos, producto de egos heridos en tiempos televisivos de jungla verbal. Sin embargo, en oficinas llenas de expedientes apilados, ahí están teniendo que ver por qué fulana ofendió a mengana, y aparte cuánta plata pide por la ofensa.

Tilingos; en la mayoría de los casos, las cosas podrían arreglarse de otra manera. Un tribunal especial para lenguas viperinas podría resolver el entuerto, o el propio medio donde se generan las polémicas.

Pero no. La Justicia, que es lenta y demorada, con presos sin condena y miles de víctimas esperando que se imparta eso que tanto duele y tarda, debe ocuparse también, cada vez más, de los egos de una industria que les hace perder tiempo y dinero a todos.
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore