domingo 11, diciembre 2016 | Actualizado 03:15 (hace )
Impactante

Graciela Borges: "Fui virgen hasta que me casé a los 20 años"

12/12/2012 17:20 hs
En un reportaje de la revista Caras, la actriz confesó sus mayores secretos y también habló de sus relaciones amorosas.
Como todas las semanas, la revista Caras realiza un reportaje íntimo y especial con distintos personajes destacados de argentina. Esta vez la protagonista fue Graciela Borges, que se abrió y habló de todo.

Primero, recordó el romance que vivió con el arquero Marcos "Anguila" Gutiérrez: "El otro día en televisión dijo que yo había sido la persona que más lo había ayudado a crecer en la vida. Me puse a llorar cuando lo escuché".

Luego destacó: "Me gustó estar con él, ayudarlo a poner su casa en México, le tenía un cariño enorme, me encantaba y me hacia reír. La gente que me hace reír es maravillosa".

Por otro lado, dedicó unas palabras a la reciente relación que mantuvo con el periodista Cecilio Flematti: "Tuvimos poco tiempo de conocimiento y distintos tipos de ambiciones en la vida. Yo estoy en un proceso de ida, con una familia armada, y Cecilio tiene todo para crecer".

La relación que mantuvo con Juan Manuel Bordeu, padre de su hijo, y Raúl de la Torre marcó un antes y un después en la vida de Graciela Borges, ella los describe como un "amor profundo".

A la actriz no le gusta el "touch and go" porque se describe "romántica". Además, aclaró que no le gustaría mantener económicamente a ningún hombre, y que jamás un hombre la ha mantenido a ella.

Luego llegó la hora de hablar de sexo y la actriz confesó: "Fui virgen hasta que me casé a los 20 años. No sé hablar de sexo, incluso mis amigas se burlan de mi. A esta altura de la vida prefiero más la risa que el sexo".

"¿Cuándo tuvo que ver Andrea del Boca en su separación con Raúl de la Torre?"
, preguntó el periodista.

"Andreíta, pobrecita, no tuvo nada que ver con mi separación. Yo me había separado antes que ella ingresara a su vida. Le tuve mucho afecto y jamás existió una pelea. Hicimos juntas "Un tal Funes", dirigida por Raúl, y allí nos encontramos desde un lugar más profundo y sincero. Fue otro momento de mi vida y de la vida de Andrea, en la que estaba sumamente agotada físicamente por tanto trabajo y presiones. Me lo confesó llorando. Me conmovió", respondió la actriz, sin rencores.

"¿Es fácil llegar a Graciela Borges?"
, le preguntó. "Yo creo que no y esto es un defecto. Pero cuando el hombre se anima, está bueno", culminó.