domingo 04, diciembre 2016 | Actualizado 05:35 (hace )
Confesiones

Ortega habló del final de Graduados y de su particular año personal

20/12/2012 11:29 hs
El creador de la historia más exitosa del año hizo un balance de lo que pasó con la tira, cómo se gestó la idea, y habló de su vida personal sin puntualizar.
El día después del final de Graduados habló su máximo creador Sebastián Ortega con Chiche Gelblung en Radio Mitre esta mañana:

"La idea del Peter Pan eterno, de un chico que no quiere incorporarse al sistema y mantenerse al margen, fue la primera idea hace varios años hasta que sentimos que teníamos una historia lo suficientemente sólida como para ponerla en pantalla. El proyecto lo iniciamos en 2005 pero lo fuimos tomando y abandonando, a veces la tele no te da los tiempos; Graduados es un claro reflejo que con tiempo se pueden generar proyectos, ya que la historia no fue un sólo personaje, sino todos", sintetizó Ortega acerca de lo que fue la historia y cómo se la gestó.

"Yo creo que la fantasía siempre existe. Yo vivo mi realidad y convivo permanentemente, uno anhela cosas a nivel personal, tener un hijo, pero lo que la gente compra es la identificación con algún personaje, con características que lo hacen reir. Antes el costumbrismo es el mate arriba de la mesa, no todo el mundo toma mate; hay mucho costumbrismo diferente, como el que se mostró en la casa de los Goddzer, siendo una casa judía pero con total costumbrismo", refirió el productor sobre la clave del éxito de la tira.

"Son cosas que te van modificando; todo lo que se rompe se recompone de alguna forma y es ahí donde está el crecimiento. Aceptar tiene que ver con un crecimiento", dijo Sebastián por el año personal que le tocó vivir, sin hacer referencias particulares, al caso que incluyó a Marcelo Tinelli y su ex Guillermina Valdes.