domingo 04, diciembre 2016 | Actualizado 03:37 (hace )

Escándalos de verano: cinco tips básicos para armar uno bien mediático

11/01/2013 00:28 hs
Los escándalos volvieron con todo a la farándula. Con el romance de Ricardo Fort y sus peleas, o con los cruces de teatros, las batallas regresaron al espectáculo.
Adrián Pallares
Por Adrián Pallares
Codirector
Por Adrián Pallares
@adrianpalla


1 - Si el escándalo es entre dos chicas mediáticas no pueden faltar las palabras: "gato", "yo estudié baile y ella bailaba en un cabaret", "mis abogados ya están trabajando", "yo también quiero mi cuadro", y la clásica "yo no me metó en peleas para hacer prensa".

2 - Si el quilombo es por un romance, primero negar todo. Después decir sólo somos amigos, y por último vender la exclusica a una revista.

3 - Si es de taquilla, siempre "vamos primeros", "ellos meten jubilados más baratos", "ese teatro está lleno de invitados", "acá la reina/rey de este lugar soy yo". Todas la frases para nunca contestar cuántas vendieron.

4 - Si es de programa a programa, "la primicia fue nuestra", "nosotros somos imparciales, por eso vienen a nuestro programa", " ellos nos copiaron el formato", "ellos se suben a nuestros temas", "ellos nos copian", y varias más que agotan sólo de escucharlas.

5 - Si es escándalo entre figuras de primera línea, la pelea puede ser educada, pero feroz: "Marcelo me roba las ideas, son ideas de Su", "la señor Legrand se metió con Moria Casán, que ahora se la aguante", "yo no servía para el programa de Tinelli, tal vez le tenga que pedir disculpas por eso", Gasalla irónico. Las estrellas son tan quilomberas como los otros, pero hay que decir que tienen una gracia y un estilo para pelear que los distingue y los hace únicos.
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore