jueves 21, agosto 2014 | Actualizado 17:02 (hace )

Carta abierta: Mi último día en "Más Viviana"

29/01/2013 19:32 hs
No tenía muchas ganas de escribir esto, pero creo que ustedes están esperando algunas respuestas, que para serles sincero, yo aún no tengo.
No es nada fácil escribir esto para mi. Dar noticias de otros o contar información del mundo del espectáculo es parte de mi trabajo. Esto de contar que "me pasó con mi trabajo" es muy raro pero lo voy a intentar.

Primero quiero agradecer a todos los colegas que desde el momento en que estalló la noticia no pararon de enviarme muestras de solidaridad y de acompañamiento. Desde la palmada cariñosa hasta la propuesta laboral, tan necesaria en este momento. Todos han sido muy generosos, todos muy cariñosos y no tengo mucho más que decir que, Gracias!!!

En cuanto al programa sólo contaré que a partir de esta tarde el canal decidió que no había más panelistas varones y que el lunes arrancaban con otro equipo con mujeres. Es una decisión empresaria y es respetable como todas las que tienen que ver con un negocio y la televisión lo es.

Lo que no puedo respetar ni entender, es la falta de respeto y consideración para con tres personas que trabajaron y pusieron el cuerpo por un programa durante tanto tiempo, y en mi caso ese lapso fue por siete años consecutivos, en un ciclo que entraba en su octava temporada.

Los despidos existen en todos los rubros y la televisión no es la excepción, pero que no nos dejaran despedirnos de la gente que todas las tardes nos acompañaban desde el mes de mayo del 2006, si me pareció una crueldad innecesaria.

Nosotros nos encargamos de las noticias y de los chimentos, lo peor que le puede pasar a un programa de nuestro estilo es convertise en el chimento del día. Una pena, pero hoy somos la noticia debido al mal manejo de un tema sencillo, que alguien decidió hacerlo complicado.

Aprovecho este lugar, mi página junto a Rodrigo Lussich, para agradecerles a todos los que durante estos años nos acompañaron siempre y nos ayudaron a crecer como profesionales.

Cuando empecé este programa tenía una hija de 2 años y una beba de dos meses, hoy tengo una nena de 9, una hermosa de 6  y una bebita de 4 años. Pasó el tiempo y fui muy feliz a lo largo de estos años, con los problemas lógicos de un programa y de la televisión, pero con alegría.

Esa felicidad hoy no estuvo, hoy nos quedamos sin trabajo, sin programa y sin la posibilidad de decirles a ustedes hasta pronto! Por eso todo esto que escribo se reduce a dos palabras: Chau y Gracias!!!