domingo 11, diciembre 2016 | Actualizado 09:25 (hace )

Los cinco misterios insufribles de "Dulce amor"

21/02/2013 07:53 hs
La novela de las noches de Telefe sigue siendo un verdadero suceso, así que no hay mucho que reprochar. Pero algunas cositas queremos decir.
Rodrigo Lussich
Por Rodrigo Lussich
Codirector

Por Rodrigo Lussich

@rodrigolussich


1 - El mayor misterio de esta novela es ¿qué corno pasó con Natacha? Calu Rivero se fue, renunció de la tira. Cuando lo contamos el productor Estevanez salió indignado a anunciar su próximo regreso. Dijeron que volvió a grabar su final pero nunca se vio al aire... aún. La cosa es que de Calu, ni noticias. Gracias por todo, Quique.

2 - El otro misterio es el personaje de María Valenzuela. Se entiende que las Bandi ahora son pobres porque perdieron la empresa pero ¿qué pasó con el pelo corto, blanco, las túnicas y el bastón? Su caracterización de Elena Bandi era uno de los mayores logros de la tira, y ahora anda de pelo largo, castaño, camina como una pendex y parece la hija. Solo habla como concheta pero su personaje era mucho más rico.

3 - En cambio Georgina Barbarossa no se saca la flor de la oreja. Así como parece que Valenzuela rejuveneció veinte años, el de Georgina está petrificada en el tiempo Sigue siendo muy divertido y contenedor, pero saquémosle las calzas por Dios.

4 - Laura Novoa pasó de loca sacada por el amor de Darthés a hacerse la fina como amante de Romano. Segundo Pedro Cernadas o como se llame ahora este actor sigue queriendo levantarse a Victoria (Zampini) que perdió la memoria pero parece que hiciera de ciega, con la vista perdida en lontananza.

5 - Mimí Ardú dejó los escotes y hace de mujer desgraciada. Cristian Sancho se jugó en un papel distinto... hace de fisicudo. Entendemos que en una novela tan larga se agregan personajes y otros van cambiando, pero este éxito de los culebrones argentinos es sin dudas un fenómeno, en todo sentido.
Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore