viernes 09, diciembre 2016 | Actualizado 04:51 (hace )
Televisión - Ficciones

La clave del éxito está en los personajes

27/04/2013 01:26 hs
Nos metemos a analizar quiénes parecen ser los que consiguen enganchar a la gente en las comedias de televisión, a veces por sobre lo que sucede en sus historias.
El año pasado fueron Tuca, Vicky, Pablo, Patricia, Andy, Loli y tantos personajes que hicieron de las suyas en Graduados. Este año la gente habla de La Polaca, Denise, Aurora, Juan Costeau y otros nombres de las composiciones de los actores de Solamente vos.

La clave del éxito parece estar en los personajes por sobre la trama de las comedias del prime time. Claramente la competencia está pareja, aunque Vecinos en guerra -nueva apuesta de Sebastián Ortega en Telefe- lleva la delantera desde su inicio, la brecha con la tira de Suar y Oreiro ha ido achicándose y parece que pudiera darse vuelta el resultado.

En una tele donde ya vimos todo en materia de ficción, el armado de las historias no es menor, pero ya no hay un Migré. Ahora las ficciones las escriben verdaderos ejércitos de autores que se reparten la tarea aunque uno es quien firma la historia.

A la hora de la identificación -fundamental para que la gente "compre" un programa- el ida y vuelta con los personajes parece fundamental. El público más o menos sabe lo que va a pasar, los conflictos no son tan distintos: amores contrariados y desencontrados que finalmente llegarán a buen puerto. En el medio, lo que le pasa a los personajes y sus características, que cuánto más se parezcan a las nuestras mejor nos vamos a sentir.

Loli (Nancy Duplaa) podía ser cualquier ama de casa, cualquier vecina de la cuadra, aunque no trabajaba y siempre estaba tomando un té con su amiga Vicky (Paola Barrientos) en Graduados, la sentíamos cercana. Y por otro lado, personajes que nos hacían descostillar de risa, por estrafalarios, locos, jugados, diferentes, también nos acercaban.

Cuando le prguntamos a la gente qué le gusta de una ficción habla más de los personajes que de la historia. El año pasado te decían que miraban Graduados por Tuca, por Dana y Elías, por la psicóloga, por el de "la pichila". El combo se completaba con una trama sin fisuras -es cierto- con una impronta popular irresistible: los ochenta como fondo generacional, aquellos hits, aquellos tics, y el síndrome de Peter Pan de eternos adolescentes con la amistad como lei motiv.

Ahora, parece que Solamente vos se instala en el imaginario popular con personajes que están pegando en el público como pasó en Graduados. La gente habla de las locuras de la hermana del personaje de Suar -Denise, que compone la genial Mariana Bellati- o las desventuras de La Polaca -una Muriel Santa Ana cada vez más afilada-, el propio Suar como actor de comedia infalible, Oreiro y su Aurora, y otros.

Es ahí donde parece radicar que de a poco la gente se quede con un determinado programa. Como mencionamos ayer, este año -por ahora- no parece haber un claro ganador o un tanque que arrasde con todo. La gente está viendo qué elige.

Desde que el mundo es mundo en la tele, ésto pasa: Sino pregúntenle a un tal Roberto Gómez Bolaños que creó criaturas de las que seguimos repitiendo muletillas. El Chavo no hubiese sido El Chavo de no estar Doña Florinda, el profesor Girafales, Quico, Chilindrina, Don Ramón y tantos más. Rolando Rivas era él, Mónica y aquel mundo de taxistas y ricachones. Mesa de noticias era De la Nata, Rosales, Foderone de la Sasitza, Leticia, Cris y la lista sigue por los siglos de los siglos.

Grandes actores, excelentes comediantes, que componen, caracterizan, dan vida a los que al otro día comentamos en el trabajo, imitamos, les copiamos frases y las repetimos, los chicos juegan en el colegio a ser ellos y eso parece ser clave en el armado de un éxito.

Logo de Grupo Indalo Logo de Comscore