domingo 11, diciembre 2016 | Actualizado 07:13 (hace )
Interrogantes

Los misterios que rodean el accidente del empresario Matías Garfunkel

07/05/2013 13:25 hs
El operador de la empresa de remises que asistió al empresario, luego del choque, sostiene que hay elementos extraños en torno al caso.
Ayer surgió una noticia que sacudió a todo el medio cuando salió a la luz el accidente automovilístico que sufrió el esposo de Victoria Vannucci, Matías Garfunkel. Hasta el momento, lo que único que se sabe es que el hecho ocurrió en Collon Cura, a 150 km de Bariloche, y que Garfunkel quedó en coma farmacológico en ese momento. Luego fue trasladado a la clínica de Bariloche, y cerca de las cinco de la tarde, fue trasladado a Buenos Aires, en un avión sanitario.

El último, y único, parte médico, lo informó el director de la Bariloche, Mariano Trevisán: "Sufrió una contusión pulmonar de gravedad, fractura de columna y traumatismo de cráneo menor".

 

Sin embargo, ahora quien habló fue Nehuén Romero, el operador de guardia, en la empresa de remises, "Bustillo Remises", quien recibió al empresario a la medianoche, junto con su guardaespaldas, luego del accidente. La remisería está ubicada en el kilómetro 12,500 de la avenida Bustillo. Allí llegó una camioneta negra 4 x4 y un hombre bajó pidiendo ayuda para el empresario.


"Un hombre morocho y petiso entró a la remisería y me preguntó: '¿No sabés donde hay un sanatorio por acá?', yo le dije que el más cercano estaba en el kilómetro 1 de Bustillo, que tenía que seguir por la ruta y llegaba pero él me pidió que lo acompañe un remisero. Ahí me dijo que tenía un hombre accidentado en el vehículo", contó Romero al sitio web Bariloche2000.com.


"Pasó por la Policía Caminera en el ingreso de la ciudad y no pidió auxilio ahí. Y llegó hasta el kilómetro 12 de Bustillo preguntando por un hospital. Eso fue muy raro", continuó el testigo.

 

Además, lo extraño es que el Garfunkel habría tomado por sus propios medios, los vasos de agua que Romero le alcanzó a pedido de su custodio personal. "Estaba consciente pero era como que no entendía en dónde estaba", explicó.


Otras de las situaciones que llama la atención fue que el custodio, según Romero, estaba muy nervioso: "El hombre hablaba por teléfono y decía: 'Estoy muy mal, se me accidentó este tipo. No decía su nombre, fue todo muy raro. En ese momento llamamos al 911 y a los Bomberos y cuando llegó la Policía no quiso contestar las preguntas que le hacían: 'esto te lo contesto después', decía".


Hoy, en diálogo con Ángel de Brito, Romero volvió a contar la historia y sostuvo: "Venían del Llao, Llao, Garfunkel estaba como que no entendía nada. Acá se dice que todo es raro. Pero no me llevaron como testigo del accidente. Les puedo decir que las de aquí son curvas muy peligrosas. No tengo idea como quedó el auto, y no vi nunca a Vannucci".

TAGS
matías garfunkel, accidente, bariloche, mariano trevisán victoria, vannuccinewn, omero,