sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 17:22 (hace )
Televisión

"A Carmen no le gustaba que le haga sexo oral": Santiago Bal derrapó en una nota

18/05/2013 21:31 hs
El director teatral fue entrevistado en el programa Secretos Verdaderos, en donde hicieron un especial sobre su vida. Pero en un tramo de la entrevista que le hizo Ventura, llegó demasiado lejos.

Bajo el título "Seducido y abandonado", el programa Secretos Verdaderos conducido por Luis Ventura, se encargó de repasar la vida de Santiago Bal, de 77 años. Un recorrido por su historia, desde su nacimiento, con impactantes de Carmen Barbieri y Ayelén Paleo, entre otros.


En el tramo más fuerte del reportaje, Bal habló de su "intimidad" de alcoba con su ex mujer: Afirmó que ante sus necesidades no satisfechas, le propuso a Barbieri que le realizara "sexo oral" y ella le dijo "Yo no soy tortillera". Bal dijo que a ella "no le gustaba el sexo oral".

"Decimos que no sólo fue un personaje con identidad propia por estar al lado de una gran mujer que es Carmen Barbieri, sino por lo que es él mismo", expresó Ventura al inicio.

 

Bal expresó: "Tengo una necesidad de ver mujer, de sentir mujer, de oler a mujer. Tienen otras sensibilidades, otras vibraciones. Me gusta el pelo, los labios, el  cuerpo de la mujer. Me gusta degustar todo lo anterior y posterior del sexo. Me encanta ir a cenar con una mujer. Es muy distinto ir a comer con un hombre que con una mujer. Ir a comer con una mujer significa atenderla", dijo.

"Me gusta tanto halagar a la mujer... Todos los actores somos seductores. Vivimos de eso. Sigo siendo un seductor con las mujeres, a pesar de ser grande. Me gusta ganarlas y sé que tengo elementos para hacerlo", contó.


Habló sobre su relación con Carmen Barbieri. "El primer beso con Carmen fue maravilloso. Fue en el teatro. Trabajábamos juntos ahí y hacíamos un dueto escrito por mí. Ella era una americana y yo un porteño. Me anotó un mensaje en una tarjeta que usábamos en el sketch. Un día llegué al camarín y leí lo que decía: '¿Sabés que me estás gustando?', me había escrito Carmen", relató Bal.

Y agregó: "Éramos los únicos dos que nos bañábamos después de la función. Nos encontramos con la toalla alrededor del cuerpo y fue un beso importante. Me enamoré profundamente. Ése mismo año yo cumplí 50 años y me hizo una fiesta, con muchas cosas gastronómicas".


Con respecto al sexo, dijo: "Soy mejor ahora, cuando era joven no era gran piola, tampoco un salame. Pero ahora me va mejor. Me podría haber ido mejor también. No fui muy hábil".