martes 17, enero 2017 | Actualizado 23:19 (hace )
Exclusivo

Mala noche para Piquín en San Luis: enojado, no dio notas y se quejó de todo

19/05/2013 12:05 hs
El bailarín no pasa su mejor momento. Se enojó por el sonido, increpó a un fotógrafo y no quiso dar notas a los medios locales que lo esperaban en el teatro.
¿Qué le pasa a Hernán Piquín? Sin dudas es uno de los mejores bailarines y uno de los más queridos por el público. Recientemente separado de su pareja, un nuevo problema lo involucró en San Luis.
 
Anoche se presentó en la ciudad puntana con su espectáculo "Hernán Piquín es Freddie" y no brindó notas a la prensa; también se enojó con un fotógrafo.
 
Un numeroso grupo de periodistas, incluído RatingCero.com  esperó varias horas para obtener la palabra del bicampeón del Bailando pero sus productores generales Marcelo Gallardo y Gabriel García comunicaron que el bailarín no podía hacer notas con los medios, ya que había entrado en calor y estaba cerca de la hora de la función. Sólo tuvieron que conformarse con la nota de una pareja del cuerpo de baile, quienes accedieron amablemente.
 
Todo indica que el protagonista de "Freddie" es reacio a la prensa porque no es la primera vez que sucede ésto. Por otro lado, un programa de televisión con fines solidarios de la provincia lo llamó por teléfono para invitarlo y con anticipación para grabar solamente veinte minutos en representación de una asociación benéfica y nunca obtuvieron la respuesta por parte de su producción.  
 
Como varios espectáculos, durante la función no está permitido tomar fotografías. En el cierre de la primera, Piquín se mostró molesto con un fotógrafo de un diario de la provincia y disparó: "Gracias a todos los que no sacaron fotos, excepto un señor que está arriba que según el tiene una orden judicial".             
          
Sumado a eso, según cuenta la gente del teatro, Hernán armó un escándalo detrás del escenario y exigía ver al responsable de la Sala Hugo Del Carril para que le dieran una solución porque el sonido y las luces no habían estado a la perfección, detalle que nadie notó.