El sincericidio de Federico Amador sobre las escenas de sexo con Eleonora Wexler

La pareja de actores brindó una entrevista en la cual contaron si existieron condiciones o reglas a la hora de grabar las escenas más comprometidas de sus personajes en la ficción.

Las escenas de sexo entre Damián Kaplan (Federico Amador) y Carolina Fazio (Eleonora Wexler) en Amar después de amar cautivador a los fanáticos de la ficción que este jueves llega a su final por la pantalla de Telefe.

En la historia, los amantes tienen reencuentros sexuales en una casa en las afueras de la ciudad y también en un hotel al que van al mediodía. Las imágenes son bastante explícitas y la pasión que le ponen los actores logró traspasar la pantalla.

En una entrevista, Amador y Wexler hablaron de las condiciones o códigos que impusieron antes de grabar las escenas hot y el actor sorprendió con un divertido sincericidio. "Nosotros no hablamos ni arreglamos nada de antemano. Ella, pobre, tenía que tomar lo que yo le daba, ja. Y eso que soy medio bruto y medio tosco... Pero pobrecita se la bancó y jamás me dijo nada", confesó Federico en una nota con la revista Caras de esta semana.

"Siempre hay pastillita y chicle de por medio a la hora del beso. Yo no puedo quejar porque me tocaron dos galanazos. ¡Qué suerte tuvo Eleonora en esta novela!", agregó Eleonora.

Embed

Con respecto a los límites o las barreras que, según dicen, jamás cruzarían, los actores fueron muy claros sobre todo a la hora de hablar de sus desnudos.

"El límite para mi tiene que ver con algo que no me avergüence o que cuando lo mire no diga ¡Ay, ay, ay...!", aseguró Eleonora. "Yo no haría cualquier cosa por hacer. No es que me dicen "ponete desnudo" y lo hago, no, para nada. En esta historia se justificaba cada escena", continuó Amador.

Embed

Dejá tu comentario