Anónimo noquea a Famoso

Pasa en el mundo y pasa en nuestro país, la historia es sencilla, una persona común y corriente denuncia a una celebridad de algo tremendo; de abuso sexual, de malos tratos, de trabajo en negro, de formar parte de una secta entre muchas posibilidades para manchar la reputación de alguien. Sea cierto o no el famoso queda marcado con esa denuncia y en algunos casos, ciertas carreras artísticas se han ido a la basura.

En los últimos tiempos varios famosos argentinos pasaron por esta circunstancia.

El último caso fue el de Pablo Salum, una joven víctima de una secta que busca a su familia y que acuso en una charla en la Feria del Libro a Claudio Maria Domínguez, el gurú espiritual de moda en nuestro país, de promover al maestro Amor como un guía espiritual. En horas el nombre de Claudio M Domínguez estaba en todos los medios acusado y vapuleado por esa confrontación con Salum, al día de hoy Domínguez quedo salpicado por ese escándalo.

Mirtha Legrand también tuvo su momento tenso con una mujer, Rosa Lina Díaz, quien dijo haber estado 21 años trabajando en negro para la Diva de los almuerzos, el caso también tuvo amplia repercusión mediática y la situación está ahora en manos judiciales y la cifra que se exige es de 700 mil pesos.

Otra que sintió el cimbronazo del escándalo de un anónimo fue Jésica Cirio, fue su propio padre, el inimputable "Don Cirio" el que salió a los medios a atacar a su hija y a querer amenazarla con información del pasado de la vedette conductora.  Esta fue la historia más bizarra de estos casos, que termino con un padre churrero y una hija enojada, cosas de familia dirían las abuela.

Conclusión, los famosos, intocables, estrellas, inalcanzables , son  muy vulnerables a los rumores y las acusaciones , y si son de anónimos cercanos pueden ser más letales que la de los propios pares, ya que se sabe que los famosos siempre acusan a otros, pero cuando un vecino de a pie te apuntan con una acusación los puede noquear.

Dejá tu comentario