Apareció Garbellano: "Las joyas costaban 300 a 500 dólares"

Caja Boba

Fue en el programa "Ponele la firma", de Marcelo Polino. Cuando su situación con la justicia por el caso de las joyas está complicada, se despegó de Moria.

Aunque aún no se presentó a la justicia para obtener la eximición de prisión en el caso de las joyas en Paraguay por el que tiene orden de captura internacional junto a Moria Casán y su asistente, apareció Luciano Garbellano en el programa televisivo de Marcelo Polino.

Garbellano se despegó de Moria Casán asegurando que la noche del robo, la vio entrar al camarín con las joyas puestas y le dijo "me voy", y que se fue del lugar sin saber más.

"Soy el más buscado después de Al Capone. Me parece que cierto sector del periodismo hizo con ésto un reality; tengo catorce temporadas en teatro y nunca ha faltado nada en los camarines. No puedo estar en un mega evento como para saber lo que puede faltar", empezó aclarando el socio de Moria Casán.

"Yo no vivo en Paraguay; fui a quedarme 35 días para hacer este espectáculo e invertir en una escuela de arte, teatro y agencia de modelos. Pusimos mucho dinero, alquilamos una mansión y me lo presentaron. El joyero Benítez quería auspiciar; estuve con él 24 minutos. El se dedica a réplicas, la joya costaba entre 300 y 500 dólares", afirmó.

¿Dónde estabas cuando desaparecieron las joyas? quiso saber Polino. "Nunca me crucé ni estuve con el joyero. Moria sabía que se trataba de una réplica. Los tres somos por igual imputados en esta causa armada, un contubernio de ´boludos que armaron el quilombo´ es una suerte de boomerang va a caer; nadie puede creer  que nos vamos a llevar una réplica de un collar, vamos a venderlo y repartirtlo entre los tres", afirmó.

"A las dos horas que pasó el hecho me avisan, nunca estuve en el camarín y nunca hablé con Benítez. Cuando yo seguí a Moria al camarín ella llevaba las joyas puestas, y yo le dije ´me voy´. Esto pasó a ser un reality. Esto no era Tiffany´s. Entran ahí las empleadas domésticas que roban a gente importante y se la llevan a él", denunció Garbellano.

"¿Era necesario pedirla captura a esta señora sin revisarle las valijas?", dijo el reaparecido empresario afirmando que si "el servicio de inteligencia paraguaya" investigaba a fondo todo se resolvía rápidamente.

Garbellano se refirió al episodio en el que insultó a la fiscal de la causa: Dijo "la vida es ensayo, prueba y error, en ese caso fue ensayo, prueba y horror. Hice lo que pude en ese momento."

Tuvo un fallido cuando dijo "el juez fue totalmente corrup... digo... totalmente correcto".

Dejá tu comentario