El arreglo secreto de Florencia Peña

Caja Boba

Crónica de RatingCero.com acerca de la llegada, la bronca y la vuelta de la actriz a la pista del Bailando 2012, con una reunión clave donde se pusieron claras las condiciones de su permanencia en el certamen, tras su amenaza de renuncia.

Pareció una exageración que Florencia Peña, después de no aparecer en la pista de Showmatch durante un mes, abra las galas en vivo del lunes y el martes de esta semana.

De un extremo al otro, la actriz que dio el puntapié a esta temporada de un ciclo que aún busca su rumbo, pasó de una cuasi renuncia la semana pasada a protagonizar en exceso, sin grandes picos de rating en su paso por el reggaeton y la bio esfera del Bailando.

La verdad es que Florencia Peña esperaba otra cosa de su participación en el programa de Marcelo Tinelli: el conductor la convenció a lo largo de varias reuniones para sumarse como la principal figura del certamen con tratamiento mediático de tal.

Pero... ni las prometidas previas híper divertidas que imaginaron juntos, ni los índices masivos de audiencia con sus apariciones llegaron, al menos hasta ahora.

La estrella parece ser Charlotte Chantal, y si bien se lo toma en gracia -como gran comediante que es aprovecha para hacer humor con lo que se cruza a su paso- Peña masticó bronca la noche en la que por culpa de la hija de Nannis la dejaron esperando en un camarín sin bailar.

La verdad es que al otro día le dijo a su representante Alejandro Vanelli que si no se respetaban sus condiciones de su participación en el Bailando, se iba.

Luego, todo se disfrazó de rabieta -de hecho también lo fue- pero en realidad hubo una reunión entre los productores de Ideas del Sur y el manager de Peña para ordenar las cosas: como resultado de esa reunión, la actriz encabezó dos galas seguidas en vivo sin que se lograse el rating esperado y con un Tinelli apurado en la llegada de Charlotte  más que en estirar una previa que no fluye del todo entre ambos.

El arreglo secreto consiste en no volver a someter a Peña a eternas esperas ni a superponer citas en horarios cercanos a su labor teatral -protagoniza con éxito "El hijo de p... del sombrero" en el Paseo La Plaza- y a que, salvo fuerza mayor extrema, baile sólo en vivo y si es posible como apertura de cada ritmo.

"Hay que mimar a Florencia", pareció ser la orden después de la reunión. El jurado, que la había recibido con dureza, se deshizo en elogios y puntajes que la dejen contenta. Hasta Polino le puso un 10 que sonó a injustificado. Todo por el arreglo secreto de cuidar a quién -hasta hoy- no parece ni tán cómoda ni tan chispeante, pero que no por eso deja de ser la gran figura que es.

¿Se quedará Florencia Peña todo el año en Showmatch?

Dejá tu comentario