El nuevo Tito

Caja Boba

Todos miraban para otro lado (Gasalla, Peña, jurado) pero -tímidamente- apareció Luisito, el barrendero de Tinelli que promete más. Karina Iavícoli lo analiza con picante.

Y si... ! Tito Speranza, ya fue. El año pasado demostró todo lo que podía entregar -que tampoco fue demasiado-, risas forzadas, celos improvisados q provocaba Marcelo Tinelli con su novia... Que si logró lo que tanto ansiaba, poder mostrar sus torneados músculos en la pista más taquillera de la  television argentina, y bailar!

Marcela Villagra, la mujer de Tito, fue una de las elegidas y próximamente -quizás hoy mismo- nos mostrará si es más habilidosa que su novio, al menos para bailar.

Pero hablemos del otro elegido: Uno que sin pena ni gloria entró en escena a barrer papelitos de colores! Si... leyeron bien. A barrer, y ahí lo vio Dios... o sea Marcelo. Y ya pensó que podia interactuar con este señor, laburante cincuenton al que todavia no se le caen las babas por ser aprobado por el jurado...y Dios dijo: "te quiero ver bailando aunque sea una cumbia" ,y el barrendero -todavia tímido-, le dijo "no, ni loco..". El hombre en cuestión, la estrella que se viene, se llama Luis. Luisito para los amigos, y trabaja en una empresa de limpieza que colabora en las instalaciones de Ideas del Sur.

Pero imaginamos que después de los casi 44 puntos de rating que hizo el programa, el señor salga a la calle y todos lo reconozcan, lo empiecen a saludar, a hacerle descuento en el almacén y las vecinas lo miren de otra manera... El barrendero tiene grandes posibilidades de cambiar de idea, y la próxima vez que el tuneado y tatuado cuerpo del número uno se le acerque, él seguramente se deje abducir por la nave más grande que existe, que te chupa y que te convierte de Don Nadie en el nuevo Tito!  

Dejá tu comentario