Fort Night Show, o el programa más ególatra del mundo

Caja Boba

Todo es Fort, todo es él, todo es autorreferencial. Dos horas y media hablando de Ricardo. De eso se trata el programa que debutó con buen rating el sábado en la pantalla de América.

El primer programa de Fort Night Show fue una mezcla de varios ciclos: un poco de Hola Susana, otro poco de SábadoBus, también algo de La noche del domingo, pero de lo que más tuvo fue de Ricardo Fort. Él es el auténtico rey de su programa y el público quiere verlo, según los números de rating.

Acompañado por Marina Calabró, que con oficio lo apuntaló en la conducción, Ricardo mostró su cara más tranquila y  su faceta de cantante.

Este primer programa fue un gran "homenaje" a Fort: un video con sus hijos, saludos de famosos deseándole suerte, después su madre hablando de él  y diciéndole "lo talentoso y genial que era Ricardo desde chiquito".

Pero todo lo que puede parecer una crítica es la observación de un programa que tuvo un pico de 10 puntos y que navegó durante toda la noche entre los 6 y 8 puntos, un rating muy alto para los sábados de América. 

Por el programa pasaron Moria Casán, -RatingCero.com anticipó en exclusiva que iba a estar- con una entrevista desaprovechada. Pasó Luis Ventura también; pero todo rápido, todo vértigo, todo amontonado.

El resto del staff , Erica Mitdank, Vanesa Carbone, el periodista Lio Pecoraro y alguno que otro personaje mas, que no tienen aún un rol definido dentro del programa, seguro es uno de los detalles a revisar, ¿que hace toda esa gente ahí?.

Hubo móviles y juegos telefónicos, músicos en vivo, pero el momento en el que el rating subía era cuando Fort cantaba, hablaba, lloraba o simplemente estaba en plano.

Seguramente es un primer programa con desprolijidades y cosas para ajustar, hay que darle forma a muchos elementos inconexos, pero insistimos, si está Fort, la gente mira, ese es el punto fuerte del ciclo.


Dejá tu comentario