Gasalla: sin peluca no es lo mismo

Caja Boba

El gran actor y jurado de Showmatch aparecerá con un personaje junto a Tinelli en el proximo sketch del programa, y pronto calificará en la piel de una de sus creaciones. Así nos gusta más.

Este lunes Antonio Gasalla hará en el programa de Tinelli lo que mejor sabe hacer: personajes. 

Hasta ahora es él mismo en el Bailando y no parece despegar demasiado ni cortarse solo justificando el enorme sueldo que decidieron pagarle en lo que ha significado la contratación más cara del año.

Gasalla triunfa en teatro de manera superlativa poniéndose en la piel de Mirta Bertoldi, la jefa de familia de "Más respeto que soy tu madre", un verdadero fenómeno teatral en el que el actor está todo el tiempo en escena y es el centro absoluto de lo que allí sucede.

Haciendo historia; sabido es que sus grandes momentos televisivos, desde "El mundo de Antonio Gasalla" en adelante -y hasta "Gasalla en Libertad", el último programa propio que hizo en Canal 9- se basaron en sus grandes composiciones actorales de comicidad: La vieja, Soledad, la empleada pública, Inesita, Yolanda, las hermanas Malabuena, la maestra; y muchísimas creaciones más festejadas por el púiblico durante muchísimos años.

Cuando Gasalla dejó de hacer su programa de humor, era mucho más el tiempo en que hacía monólogos de frac como él mismo, que el que dedicaba a los personajes. ¿Se había cansado? No lo sabemos, pero lo cierto es que para entonces el rating ya no era el mismo y Gasalla dejó de tener su programa propio después de reiteradas y consecutivas temporadas en todos los canales.

Luego, junto a Susana Giménez, La abuela le devolvió -haciendo ese gran personaje- el lugar de privilegio tan bien ganado en la televisión. Ahora volvió a Showmatch como Antonio Gasalla y recién mañana se pondrá en la piel de una psicóloga que atiende a Tinelli; y se espera que en próximo ritmo califique desde un personaje humorístico.

Nuestra humilde opinión es que Gasalla gusta más en la piel de un personaje que como él mismo. Los números y la crítica de su espectáculo lo demuestran. Su opinión personal y su estilo son válidos y reonocidos, su trayectoria intachable y su aporte suma, pero la gente lo quiere ver con una peluca, un vestuario, una caracterización y un humor sin desperdicios.

Gasalla sin peluca es más bien serio, medio antipático, ácido e irónico, pero en personaje desata carcajadas. Y los cómicos están aquí para hacernos reír. Apostamos por ese Gasalla.

Dejá tu comentario