Los desafíos de Adrián Suar

Caja Boba

Promedia un año difícil en materia de programación para Adrián Suar. Tres ficciones que no dan el resultado esperado y lo que se viene.

Adrián Suar, programador de canal Trece y dueño de Pol-ka producciones, atraviesa un año complicado y espera dar vuelta una mala racha que arrastra por el levantamiento de sus dos tiras centrales que no funcionaron este año.

Para eso pondrá al aire en agosto la novela "Sos mi hombre" en la que apostará a un multiestelar elenco antes de ponerse él mismo como protagonista de la comedia central del 2013 junto a Natalia Oreiro, Florencia Peña y Mike Amigorena en el verano que viene.

Acusó recibo del golpe y salió de la cancha. "Equipo que no juega sale de la cancha" dijo y actuó en consecuencia. Ahora las fichas están puestas en agosto. 

Ese será el mes de "hacer descansar" del aire nocturno al rendidor formato que salvó las noches del canal, "Soñando por cantar" cuando vio que "Lobo" y "Los únicos" no funcionaban como él esperó. Las pérdidas económicas por la tira con Gonzalo Heredia han sido importantes. Suar no terminaba de entender cómo un ciclo súper exitoso y rendidor como "Los únicos" hacía tan magro rating en su segunda temporada. Habitualmente, de no ser un éxito ambas tiras de Pol-ka un año, una se corría del horario central, pero que fallen las dos, fue inédito.

Tampoco tiene la suerte que esperaba "Condicionados", el unitario de este año con Soledad Silveyra y Oscar Martínez. Luego de sus 13 capítulos dará paso a "Tiempos compulsivos" que ya está en etapa de pre producción para reemplazar al unitario sobre el mundo del porno que bajó mucho su rating en el tercer capítulo.

"Sos mi hombre" tendrá todos los elementos del culebrón clásico y el tono costumbrista de Pol-ka, con Luciano Castro, el galán que más le rinde a Suar, y Celeste Cid, quien por fin podrá encabezar en el Trece tras no ser parte de "Lobo" por su internación a fines del año pasado. Joaquín Furriel y Gonzalo Valenzuela completarán junto a un elenco de figuras el dream team al que Suar apostará sus fichas en un año más complicado para su gestión como gerente de programación.

Dejá tu comentario